El precandidato del PRI

“Desde muy joven, Héctor siente,
vive y estudió la política”.

Miguel Alemán Velasco

Como dice el refrán popular “no hay fecha que no se cumpla ni plazo que no se venza”, este lunes 25 de enero, Héctor Yunes Landa se registró, como el precandidato de unidad del Partido Revolucionario Institucional.
Fue un acto inédito para el priismo veracruzano, acostumbrado a las viejas usanzas y los besamanos. En esta ocasión, fue un mensaje breve, sencillo, pero claro, donde el fondo pesó más que la forma.
El senador José Francisco Yunes Zorrilla fue quien presentó la precandidatura, como una muestra de la alianza tejida entre ambos personajes, como un botón de los años venideros.
Y en su mensaje, el hoy precandidato fue contundente: hay que cambiar a Veracruz para que tenga brillo y recupere su color, una frase que da esperanza a quien habita en estas tierras, que está cansada del negro que enluta a cientos de familias, de un futuro que no se ve claro.
Así, sin palabras rebuscadas pero sí con el sentir de los veracruzanos, el oriundo de Soledad de Doblado ha hecho el mayor de sus compromisos en su carrera política: hay que limpiar a Veracruz.

Los claros mensajes

Al buen entendedor pocas palabras. Este lunes, al registrarse Héctor Yunes Landa como precandidato único del PRI a la gubernatura veracruzana, fue claro con su familia y no nada más con su esposa e hijos, a quienes agradeció el invaluable apoyo y comprensión, sino con aquellos que embisten, intentando desgastar, sin respetar el símbolo que tanto reclaman.
Breve pero conciso, y sin señalar nombres, Yunes Landa sentenció que si bien a él no lo mueve el odio (como a otros), tampoco le habrá de temblar la mano y subrayó que (a diferencia también de otros), no tiene en su pasado hechos que lo avergüencen, ni víctimas que lo señalen, ni riqueza que empañe el nombre que habrá de heredar a sus hijos (como otros). Por eso dice, está limpio y listo.
Y hubo otros mensajes por supuesto, como el hecho de que seguirá siendo crítico y un veracruzano libre, el primer paso, sin duda, en su intención de querer limpiar la casa y de que el estado recupere el brillo que por años, ha estado empañado.

La casa limpia de Héctor

Comenzó la efervescencia política. Con el registro de Héctor Yunes Landa como candidato del PRI a la gubernatura del estado, se cimbraron las estructuras, las propias y las de enfrente.
En su mensaje, tras haber presentado su registro, Yunes Landa lanzó un mensaje esperanzador para muchos veracruzanos, donde compromete un esfuerzo por la renovación de Veracruz, una transformación que inicia por limpiar la casa y donde no hay tiempo que perder.
Y como aspira a ser un gobernador honesto y cercano, dijo que no habrá de negar la realidad, sea buena o mala, ni habrá de voltear la mirada al dolor de las personas, porque afirma ser una persona decente y honesta.
Y el que entendió, entendió.

Intenso calor en el PRI, durante el registro de HYL

Y este lunes se vivió nuevamente un intenso calor en el ambiente y humano en esta capital veracruzana cuando cientos de militantes priistas se congregaron en las instalaciones del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para sumarse a la propuesta del Senador con licencia, Héctor Yunes Landa.
Al ritmo de batucada, militantes de cada rincón de la entidad veracruzana acudieron a respaldar a su precandidato a la gubernatura, Héctor Yunes Landa, quien luego de entregar la documentación correspondiente ante la Comisión Estatal de Procesos Internos de Veracruz, que preside Carlos Brito Gómez, para registrarse como precandidato a la gubernatura.
Rompiendo el protocolo y como un gesto de agradecimiento, Yunes Landa salió a la explanada a saludar a sus paisanos quienes le manifestaban múltiples muestras de cariño. Su esposa, la señora Verónica de la Medina y su pequeño hijo Héctor acompañaron a Yunes Landa en este día tan importante y tan esperado a lo largo de más de 30 años de militancia dentro del PRI.

versiones.com.mx/ Por: Manuel Rosete Chávez “Apuntes”

00
Compartir