El problema no es el Muro

Un financiero en Júpiter

Por Rodrigo Curiel

El problema no es el muro, el problema es la ilegalidad.

Las sociedades donde no existe legitimidad de sus ciudadanos crean economías secundarias y realidades paralelas que a largo plazo sólo traen consecuencias negativas, evitando el progreso y el orden de la civilización.

Cuando alguien vive en la ilegalidad, distorsiona el mercado laboral, ya que, al carecer de documentos legítimos de trabajo, ofrece sus servicios a un salario por debajo del precio de un trabajador legal y preparado, ocupando el lugar de alguien que no sólo vive en la legalidad y paga impuestos, sino que además vive en su país.

Estos ilegales que logran conseguir un trabajo a su vez dejan de pagar impuestos, obligando a los gobiernos a subir las tasas impositivas a los que viven en la legalidad y por lo general es la clase media la que, como siempre, acaba pagando el plato roto.

Si estos ilegales no logran emplearse en el mercado laboral formal, seguramente se conseguirán un trabajo ilegal con algún grupo delictivo. Sólo basta ver lo que ha pasado con todas las pandillas de ilegales en Estados Unidos.

México también necesita fortalecer su frontera sur, por el bien de los mexicanos no podemos permitirnos crear economías secundarias y mercados negros que funcionan en contra de nuestra sociedad.

No podemos destinar nuestros recursos, que siempre suelen ser escasos, a mantener el orden; necesitamos destinar dichos recursos a la educación e infraestructura.

La solución no es fácil, tanto gobierno como la sociedad tienen un gran reto en sus manos.  Hay que pensar en el largo plazo y no solamente en el corto plazo, hay que pensar como estadistas.

 

 

Quedo a sus órdenes para cualquier cosa en:

Email: financiero.jupiter@gmail.com

Twitter: @curiel_rodrigo

00
Compartir