El seductor

•Vende espejitos
•Ningún poder real

Por: Luis Velázquez

PASAMANOS: El politólogo Carlos Ronzón Verónica condensa así el tiempo de Fidel Herrera después de la gubernatura… Tiene tache en Los Pinos con Enrique Peña Nieto… Tiene tache en el gabinete político peñista… Tiene tache en el CEN del PRI, aun cuando tiene vasos comunicantes, mejor dicho, cabilderos, a través, digamos, de José Murat Casab, excoordinador del Pacto México, y de Enrique Jackson Ramírez, candidato pluri al Congreso de la Unión, además de algunas lealtades y/o reciprocidades con gobernadores a quienes en su tiempo habría financiado en sus campañas, como por ejemplo, los de Campeche y San Luis Potosí… Su gente más cercana, su hijo, y su discípula favorita, entraron de candidatos a diputados federales pero por el PVEM, el partido más desacreditado ahora por el Instituto Nacional Electoral, INE, con tantas multas… Con frecuencia, los biógrafos oficiales del palacio principal de Xalapa insisten en un distanciamiento canijo con Javier Duarte… Y no obstante, observa Ronzón, y ante el vacío de poder alimentado desde el gobierno de Veracruz, Fidel ha ocupado tales espacios, y a partir de la saliva, la venta de esperanzas y de promesas incumplidas, las fidelíneas, viejo mañoso le llama Ana Guadalupe Ingram, candidata priista a la curul federal, el fogoso y gozoso se ha sabido reinventar, de tal forma que ha construido un mito alrededor… Y tal cual hasta filtró en la prensa que quien gobierna está en Xalapa; pero quien manda en la avenida Río Pánuco, a tono con los tiempos de Plutarco Elías Calles con su Maximato, cuando impuso a cuatro presidentes de la república (Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio, Abelardo L. Rodríguez y Lázaro Cárdenas del Río), el último de los cuales salió rezongón…

BALAUSTRADAS: Fidel, pues, es el mito, precisa Ronzón… De pronto, durante mucho tiempo en el transcurso del duartismo, ha manejado diferentes versiones para alimentar la leyenda… Por ejemplo, que ya se conflictuó con Duarte, que está aquí de regreso en Veracruz, que se concentró en el DF, que se operó en Estados Unidos de la boca, que pactó con César Camacho Quiroz y Peña Nieto, que se entrevistó con Luis Videgaray, que ahora manda en el PRI, pero también en el PVEM, que ya lanzó su periódico Oye Chiapas como punta de lanza para la candidatura presidencial de Manuel Velasco Coello, que en su Maximato tiene a su discípula preferida para el 2016 y a su hijo Javi para el 2018, que salió más enriquecido que Miguel Alemán Velasco, que muchos, muchísimos priistas terminaron odiándolo, que ya basta… El caso es que de pronto, zas, aparece coordinando la campaña de su alumna más amada, y como un gran manipulador del poder político y social que ha sido y es, dice Ronzón, los priistas le vuelven a creer, sea porque apuestan a la esperanza de una chamba, a que la jugada política le salga y sean incluidos, y/o en todo caso, soñando con un privilegio inmediato, por ejemplo, hasta de una notaría y/o la concesión de un taxi, además, claro, del billete en efectivo… Y todos, ni hablar, se le doblegan… Se le doblegaron, por ejemplo, Ramón Ferrari Pardiño, Raúl Ramos Vicarte, Armando López Rosado, Salvador Manzur Díaz y Marlon Ramírez, para operar como generales de cinco estrellas en la candidatura de Carolina Gudiño para la curul federal en Boca del Río… Y se dobló más, por ejemplo, Marlon Ramírez, quien tanto odia desde el fidelato a la señora Gudiño con un resentimiento cada vez reciclado con el odio mismo… Pero además, todos felices, quizá, acaso, porque el filósofo José López Portillo lo vislumbró desde Los Pinos, diciendo que el país estaba a punto de convertirse en un país de cínicos…

ESCALERAS: Más, mucho más mito y leyenda que poder político real y efectivo, el vendedor de ilusiones y espejitos, ante la jodidez económica y social, incluso, la ambición sin límites, las tribus priistas siguen girando alrededor del fogoso… cinco años jugando con el arcoíris político desde que dejara la gubernatura, su penúltimo juego ilusorio ha sido que el senador Héctor Yunes Landa es candidato de Javier Duarte a la gubernatura, porque tal cual lo habría convencido… Pero, además, también ya filtró que ha dialogado con Pepe Yunes Zorrilla, incluso, con una gran comelitona en la ciudad de México, y que pronto se disciplinará al gobernador… Incluso, en tal doble, triple jugada, sus boletineros cacarean que Yunes Landa acompañará en su periplo a la señora Gudiño, nomás para enviar otro mensaje apocalíptico a Miguel Ángel Yunes Linares, porque él, el mito, es un gran seductor… Y, bueno, si en año 2010, y luego de tanto pataleo de Héctor terminó disciplinándolo, también ahora… Conocedor, pues, de la naturaleza política, ha creado la percepción de que él manda, y por tanto, juega con la debilidad humana de los otros, la mayoría que se quedaron en el localismo empobrecedor, y ante la escasez, mejor dicho, la inexistencia de relaciones en el altiplano, miran en el fogoso al mesías que dejó atrás la miseria y la pobreza de Nopaltepec y que desde Luis Echeverría Álvarez hasta Felipe Calderón Hinojosa, sobrevivió con éxito, no obstante tener, y por ahora, su Waterloo con Peña Nieto… Cierto, dice Ronzón, levantó un mito a su alrededor, pero en realidad es un manipulador… Por eso mismo, encantador de serpientes, le apodan La nauyaca… un sobrenombre que incluso cuando era gobernador aseguraba que en realidad pertenecía a Carolina Viveros y Carolina Hernández Pinzón; pero como él era amigo de ellas en la facultad de Leyes de la Universidad Veracruzana, se lo endilgaron por ósmosis…

POSDATA: La más sabia experiencia política y filosofía de vida de Patricio Chirinos Calero se resume en la siguiente frase bíblica: “El respeto al sexenio ajeno es la paz”…

00
Compartir