El Superman político

*Gerardo Buganza dice que trabajando doce horas diarias levantará 243 firmas cada hora para su registro como candidato independiente del señor Javier Duarte a la gubernatura
*Su único objetivo: quitar votos a Lex Luthor Yunes Linares

Mesiánico e histriónico como Mr. Bean, el Fiscal General de nueve años de Veracruz, y luego de derrotar al cáncer, una batalla excepcional, el prohombre Gerardo Buganza Salmerón se pinta ahora como el Superman de la política jarocha.

Por ejemplo:

Dice que está listo para cumplir al pie de la letra con el Código Electoral, artículo 269, de reunir en 60 días las más de 175 mil firmas para su registro como candidato independiente de Javier Duarte a la gubernatura.

Y, por tanto, si vamos al señor Pitágoras, recolectar 175 mil firmas en 60 días significa dos mil 916 por día.

Y considerando doce horas diarias de chamba durante los 60 días significa levantar 243 firmas cada hora.

Es decir, cuatro firmas cada minuto.

Y, bueno, persuadir a cuatro personas cada minuto suena en esperanto por lo siguiente:

Primero, exponer a cada ciudadano las virtudes cívicas de Buganza.

Segundo, catequizar a cada uno de que Buga todos los días escucha misa y se confiesa y comulga.

Pero, además, de que nunca ha sido en su infiel a su esposa en un país de infieles, y más con la fama de los latinos.

Tercero, convencer a cada uno de los cuatro ciudadanos de los beneficios sociales que ha generado para la población de Veracruz durante sus años de funcionario público y legislador.

Cuarto, demostrar que en ningún momento Buga es candidato independiente del señor Javier Duarte.

Y cinco, desligar a Buganza de Duarte con quien trabajara como el segundo de palacios durante cinco años.

Incluso, mucho se duda que el expanista que pagara su cuota como militante priista tenga, digamos con optimismo, el suficiente recurso económico para tener a su lado un ejército de aguerridos y combativos guerreros promotores electorales.

Y/o en todo caso, que su precandidatura haya despertado mucha, demasiada esperanza, de tal modo que una legión de feligreses estén cobijados en su capilla.

Por eso Buganza es el Superman de la política que, bueno, mantiene viva la fe en sí mismo, y como gusta decir Mario Tejeda Tejeda, el líder de los Viagras, en los días que corren, “la adversidad podría quitarme el triunfo (de ser candidato); pero no la gloria” (de soñar despierto).

EL ORIGEN DE DOS MIL MILLONES DE PESOS

Más todavía:

En los cuatro minutos que cada bugancista habrá de levantar la firma de un ciudadano también habrá de exponer las suficientes razones para ventilar el origen del financiamiento para la campaña de la candidatura.

Y más por lo siguiente:

Según el también cordobés Dante Delgado Rannauro, ex gobernador de Veracruz y tlatoani del Movimiento Ciudadano, la campaña costará dos mil millones de pesos.

Mil millones… por arriba de la mesa en acuerdos, convenios y contratos.

Y mil millones más… por debajo de la mesa, corriendo en las cañerías de la política para los pactos sórdidos, como por ejemplo, el pago millonario a los medios para publicar los boletines y fotografías.

Por tanto, se antoja difícil, terrible, tarea inverosímil, que en 4 minutos un operador electoral de Buga engatuse al ciudadano para estampar su firma y entre todos logren el milagro del registro.

PRI/VILEGIOS QUE RECIBIRÁ BUGANZA

Toda su vida el candidato independiente de Duarte se ha manejado como un ser superior al resto de los mortales, de igual manera, digamos, como Adolf Hitler y Joseph Goebbels ante los judíos.

Durante muchos años fue panista, siempre con escaño en el Congreso de la Unión, y siempre por la vía plurinominal, sin hacer campaña, sin gastar un centavo, sin exponerse a una derrota.

Y el tiempo cuando jugó la gubernatura, dice que de hecho y derecho le ganó al mafioso (así le llama) Fidel Herrera, aun cuando al mismo tiempo jamás tuvo entereza para defender su victoria ante el tribunal electoral.

Pero, además, y no obstante considerar al góber fogoso un mafioso, trabajó durante cuatro años con el hijo putativo del mafioso, que entonces y durante el mayor número de meses del duartismo (quizá todavía) son y han sido la piel y la entraña.

Y por eso mismo resulta inverosímil creer así no más, por palabra de Jesús de Nazareth, en su candidatura independiente.

Un Superman, pues, ha llegado a la política jarocha.

Y será, dice, más bronco que “El bronco” de Nuevo León, y que arrancará la fama de invencible al enemigo tradicional de Superman, Lex Luthor, también conocido como Miguel Ángel Yunes Linares, a quien dejará tirado en el centro del cuadrilátero, pues constituye su único objetivo, sabrá la astróloga de los Llanos de Sotavento a cambio de cuáles pri/vilegios.

Por: Luis Velázquez

00
Compartir