Elementos de la SSP- Veracruz de nuevo bajo sospecha

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz, a cargo Arturo Bermúdez Zurita, se ven nuevamente señalados por su actuación en contra de los derechos humanos.

Durante su visita a la entidad veracruzana, integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recibieron queja de las fechorías que han realizado los uniformados.

Pero, sobre todo, de la impunidad que les brinda la administración de Javier Duarte de Ochoa.

En el informe preliminar presentado por la CIDH, destacan, dos testimonios, en este sentido:

1.- “Recientemente nos han ofrecido medidas de protección en Veracruz. Nos dicen que los policías nos van a cuidar. El problema es que son ellos mismos los que nos hostigan”.

2.- “A los policías y a las autoridades que no aceptan venderse a los criminales, los matan”.

Los testimonios no son nada nuevo, sino más de lo mismo.

El caso emblemático de la forma en que actúan los elementos de la SSP, a cargo de Bermúdez, es el de Gibrán Martiz, un popular cantante del programa televisivo ‘La Voz México’, que fue víctima de una desaparición forzada en Xalapa, Veracruz, el 07 de enero de 2014.

Siete policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP): Felipe de Jesús López Domínguez, Uriel Pérez, Manuel Ortiz Alarcón, José Luis Pérez Vela, Iván Cortés Espíritu, Mauricio Rodríguez Santiago y Abel Bruno Martínez, involucrados en los hechos, permanecen en la impunidad.

Pese a una recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en donde señaló haber encontrado “elementos” que evidencian la detención arbitraria y la desaparición forzada de los tres agraviados; la fiscalía no los ha sancionado.

De acuerdo con la solicitud de transparencia número 00455815, en poder de La Jornada Veracruz, la Fiscalía del Distrito XI y la Fiscalía de Investigaciones Ministeriales únicamente incrimina a los policías Felipe de Jesús López Domínguez, Uriel Pérez Pérez, Manuel Ortiz Alarcón, José Luis Pérez Vela, lván Cortes Espíritu, Mauricio Ramírez Santiago y Abel Bravo Martínez por el delito de “incumplimiento de un deber legal” y en ningún momento por el homicidio de Gibrán Martiz, y de dos personas más, que se encontraba con él: Sergio Luis Hernández, y Connys Carlín.

Otro ejemplo del abuso de autoridad con que actúan, se pueden citar dos ejemplos. El primero de ellos corresponde al mes de septiembre del 2014, en la ciudad de Coatzacoalcos.

Ahí, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y elementos de la Marina fueron señalados de detener y desaparecer a cinco jóvenes: Natanahel Fernández Alcántara, José Armando Jiménez de la Cruz, Erik Leobardo Solís López, Miguel Ángel Ángeles Manzano y Heber Arturo Castillo.

Por este caso, se tramitó ante el Juzgado Décimo de Distrito, con cabecera en Coatzacoalcos, el amparo 910/2014.

“Si lo van a acusar de algo, si es un delincuente, que lo acusen, pero por favor que ya lo presente”, dijo Esther Alcántara, madre de Natanahel Fernández Alcántara, en ese momento.

Semanas después, los cuerpos de algunos de ellos fueron localizados en una fosa clandestina.

En este caso, la actuación del Procurador Estatal, Luis Ángel Bravo Contreras, fue sólo para deslindar a la SSP de su posible participación en los hechos: “(…) no tengo signos de ello (de que hayan sido levantados por policías estatales) pero estoy buscándole y quien sea responsable alcanzaré”.

Nunca hubo policías procesados por estos hechos.

De forma casi paralela al informe preliminar de la CIDH, se publicó la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Inseguridad (ENVIPE) 2015, en donde se informa que ocho de cada diez habitantes de Veracruz dijo sentirse inseguro de vivir en la entidad federativa gobernada por Javier Duarte de Ochoa.

Según esta Encuesta de Victimización aunado a la inseguridad, prevalece una alta desconfianza hacia los cuerpos de seguridad pública, principalmente, los elementos de Tránsito y la Policía Estatal. Las razones no son para menos.

En un gobierno como el actual, en donde la rotación de funcionarios públicos es una constante, resulta llamativo que el titular de la SSP, Arturo Bermúdez Zurita, sea inamovible, pese a tanto señalamiento.

En una visita a Orizaba, el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, anunció que este lunes, presentará el programa estatal de Derechos Humanos, en atención a las las recomendaciones que se han recibido de organizaciones internacionales. Veremos de que se trata.

00
Compartir