En 2014 Veracruz gastó 12, 004 mdp en 118 programas que no cumplieron sus objetivos

Xalapa, Ver.

El gobierno del estado de Veracruz es un administrador de recursos muy ineficiente. Durante 2014 destinó un total de 12,004 millones de pesos (mdp) para la realización 118 programas que no cumplieron total o parcialmente con sus objetivos, lo cual simple y llanamente significa una gestión despilfarradora e irresponsable.

Los programas a realizar se encuentran clasificados en cuatro ejes rectores del Plan Veracruzano del Desarrollo. Al analizar de manera desagregada por eje rector, se puede observar que en algunas áreas de la administración pública estatal esta ineficiencia y despilfarro se dio en una mayor magnitud que en otras.

El eje rector A ”Construir el presente un mejor futuro para todos” agrupa los programas orientados al desarrollo social ejecutados por el DIF, Secretaría de Salud, Secretaría de Educación, Sedesol e Instituto de Espacios Educativos entre otros.

Este eje agrupa a las dependencias más ineficientes ya que de los 76 programas que ejecutaron, en 44 de ellos (86% del total) no se cumplió con el 72% de los objetivos propuestos. Esto significa que los 7,866 mdp que se ejercieron para la realización de estos programas se convirtieron en un brutal desperdicio. En este eje destaca la ineficiencia del Régimen Estatal de Protección Social en Salud que tuvo un incumplimiento del 100%, Sedesol con un 88%, la Secretaría de Salud no cumplió con el 82%, el Instituto de Espacios Educativos con un 63% y el DIF tuvo un incumplimiento de 62%.

En el eje Rector B “Economía fuerte para el progreso el de la Gente” se agrupan los programas de SIOP, SEDARPA, SEDECOP, Consejo de Desarrollo del Papaloapan, ICATVER, Secretaría de Turismo, Secretaría del Medio ambiente e IVEC. En este eje 31 programas, es decir, 66% del total, no cumplieron con el 68% de sus objetivos. El gasto en estos programas fue de 2,237 mdp, los cuales prácticamente se fueron a la basura. En este eje destaca la ineficiencia y despilfarro de la SEDARPA con 91% de sus metas incumplidas, le sigue la SIOP 88%, el consejo de Desarrollo del Papaloapan con 67% de incumplimientos, la SEDECOP con 65% de metas incumplida, la Secretaría de Turismo con un 64%, el ICATVER con un 50% y el IVEC y el Instituto de Bioenergéticos con 40% de incumplimiento respectivamente.

El Eje rector D “Gobierno y Administración eficientes y transparentes” agrupa los programas de la SPP, la SEFIPLAN, RTV, Secretaría de Protección Civil, Contraloría General y Secretaría de gobierno entre otras. Aquí se puede observar un incumplimiento en 31 programas (48.4% del total) de los 64 que integran el eje. Aquí destaca el elevado nivel de ineficiencia de la SEFIPLAN, con un 81% de sus objetivos incumplidos. También es importante el grado de incumplimiento de la SPP donde no se cumplieron el 53% del total de los objetivos planteados.

Finalmente en el eje rector C “Un Veracruz Sustentable” se agrupan los programas a cargo de la CMAS, la Secretaría del Medio Ambiente y la Procuraduría del Medio Ambiente. Este eje no cumplió con el 57% de los objetivos establecidos en 12 de los 14 programas encomendados, es decir, que en el 86% del total de los programas se incurrió en una elevada ineficiencia, lo que representa un desperdicio de recurso de más de 70 mdp. En este caso la mayor ineficiencia se observó en la Secretaría del Medio Ambiente la cual tuvo un incumplimiento en sus metas del 71%, mientras que la CMAS incumplió en un 43%.

El gobernador del estado debe darnos una explicación respecto a este incumplimiento de las metas que se proponían alcanzar y para lo cual se presupuestó una gran cantidad de dinero público. Debe explicarnos por qué ocurrió este incumplimiento, porque representa un desperdicio de recursos inaceptable, porque los recursos son escasos y provienen del esfuerzo de los veracruzanos que pagan sus impuestos, porque no alcanzar las metas propuestas representa un retraso económico y social para el estado, porque no se solucionan los problemas que deben resolverse con esos recursos. Es decir, la ineficiencia y el despilfarro atentan contra el desarrollo de Veracruz y por ello los funcionarios responsables deberían ser llamados a cuentas y ser sancionados. ¿Se castigó a los responsables? ¿Se les exigió resarcir el daño patrimonial? ¿Se les pidió la renuncia al menos? ¿El gobernador no lo sabía? ¿Lo sabía y no le importó? ¿Lo sabía y no hizo nada…?

(Con información de Plumas Libres)

00
Compartir