En el limbo, otra promesa de MAYL

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tiene menos de 70 días para cumplir con su promesa de campaña y programa educativo “Uniformes para todos” que consiste en la entrega de un uniforme completo a cada niño y niña de primaria y secundaria públicas, como no podrá hacerlo, ahora dio tal responsabilidad a los alcaldes y a los propios empresarios.

De acuerdo con el programa educativo para su bienio publicado en la Gaceta Oficial del Estado, el mandatario estatal da como un hecho que a través de la Secretaría de Educación de Veracruz se proporcionará a los menores en escuelas públicas del uniforme, y con ello contribuyendo a la economía familiar.

Dentro del documento se precisa que en el ingreso escolar, cada familia gasta en promedio entre mil 300 a 3 mil 500 pesos por hijo para la compra de uniforme y útiles escolares, por lo cual desde su campaña y ahora durante su gobierno reiteró el compromiso de apoyar con proporcionar un uniforme completo.

En aproximadamente 3 tres semanas estará concluyendo el actual ciclo escolar, y el próximo se tiene previsto iniciar en la última semana de agosto, cuando ya tendría que haberse repartido el uniforme a cada niño y adolescente en primaria y secundaria pública.

Ante la dificultad para cumplir con tal promesa de campaña, ahora el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares intenta endilgar esta responsabilidad a los propios empresarios y a los ayuntamientos, a que entre ellos paguen los uniformes que él prometió.

Palabras Claras

00
Compartir