En el PRI sólo hay de dos sopas; lo demás son sobras

Pepe Yunes siempre ha sido claro, en caso de no ser candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz para 2016, sólo apoyaría a Héctor Yunes como candidato. En entrevista para el periódico Notiver de alguna manera lo matizó pero fue claro: «Si yo noto al interior del proceso interno que las condiciones no son favorables, que deba aportar o sumar a otra candidatura, no sumaría a otra que no fuera la de Héctor Yunes».

Sobre sus posibilidades y las posibilidades de Héctor Yunes para alcanzar la candidatura explicó: «Creo que las expresiones más respaldadas y más posicionadas las encabezamos nosotros, por lo que no creemos que haya algo contrario». De modo que si al gobernador se le ocurre hacer una de las suyas, ya está advertido. Por cierto, el día de ayer fueron varios los periodistas oficiales que ya daban por sentado que Alberto Silva sería el candidato; es decir, los “fidelistas” están echando su resto.

Con información de Libertad bajo Palabra

00
Compartir