En nivel antiterrorista, seguridad por Papa

A partir de este miércoles y de manera paulatina, en las cuatro ciudades del País que visitará el Papa Francisco, el Estado Mayor Presidencial (EMP) tomará el control de la seguridad y adoptará una estrategia antiterrorista.

Desde hace más de tres meses, un grupo especial del EMP fue asignado para diseñar e implementar la estrategia de seguridad del Papa en México, coordinándose para ello con la Guardia Suiza Pontificia.

Desde enero comenzó la coordinación con la Marina, Policía Federal, Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y las áreas de seguridad de los Gobiernos Estatales, que trabajarán bajo el mando del Estado Mayor.

A partir de la revisión de posibles amenazas y riesgos en torno al Papa Francisco, el EMP decidió implantar una operación antiterrorista durante la visita, lo que se traduce en el uso de elementos de fuerzas especiales y el apoyo de tres cinturones de seguridad en todos los lugares que visitará el máximo jerarca de la iglesia católica.

Aunque en el análisis no se identificaron riesgos internos, esta estrategia se definió por las amenazas externas a la investidura del Papa.

Información recabada por EJE CENTRAL con distintas fuentes de primer nivel, muestra que en el diseño de la seguridad se utilizará equipo de vigilancia aérea y terrestre, francotiradores para identificar y anular amenazas, cuerpos antibombas se mantendrán en las cercanías y el primer círculo de seguridad que rodeará a Francisco, al menos 30 elementos, que son de los mejor entrenados y destacados del EMP.

LAS FASES

A partir de este miércoles, la seguridad de la zona de hangares del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y sus inmediaciones quedará bajo el control del Estado Mayor.

La seguridad al interior del hangar presidencial, a donde llegará el avión de AirItalia A2/4000, en el que viaja el Papa, estará a cargo del 24 Batallón de Infantería de Marina del Estado Mayor.

El segundo círculo de seguridad de la terminal aérea estará a cargo de la Policía Federal y tendrá como responsabilidad las colonias aledañas y en la zona de terminales del aeropuerto.

El espacio aéreo no se cerrará, pero se impedirá el traslado en las pistas de rodaje interno cercanas al hangar presidencial.

El tercer círculo se integrará por personal de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, con presencia en vialidades y colonias secundarias, tendrá disponible un equipo de reacción y cuerpos de emergencia para atender a la población.

En las calles, entre la gente, habrá elementos del EMP, de la Policía Federal y de la capital vestidos de civil, para identificar amenazas.

Todos los círculos de seguridad estarán bajo las órdenes del Estado Mayor y deberán reportar toda emergencia y riesgo.

CONTROL TOTAL

A partir del primer minuto del viernes, el EMP tomará el control de la seguridad en el Zócalo de la Ciudad, por lo que se restringirá en ingreso de automóviles y personas, y se pidió a oficinas públicas en la zona que disminuyan el número de personal.

La entrada y salida de personas al primer cuadro de la Cuidad será controlado y no se permitirán tumultos ni objetos que puedan ser lanzados o causar daños.

El mismo esquema de seguridad y vigilancia se implementará en Chiapas, Michoacán y Chihuahua, a donde viajará el Papa.

La operación antiterrorista involucra también al Instituto Nacional de Migración (INM) y al Cisen. Desde la semana pasada el INM elevó su nivel de seguridad, para identificar a personas sospechosas que pretendan ingresar al país.

El CISEN desde hace dos meses desplegó agentes en campo para recolectar información de inteligencia y atender los riesgos. Durante la visita del jerarca católicos estará a cargo de la información de inteligencia.

En toda la estancia del Papa se movilizará en total en todas las ciudades, más de cien mil elementos de seguridad, entre fuerzas federales, estatales y municipales, además de cuerpos de apoyo para emergencias.

La nunciatura, donde dormirá el Papa todos los días, será un búnker al que sólo podrán acceder los vecinos que demuestren que su casa está allí.

Viajará en helicóptero a Ecatepec y en avión a Michoacán y Chihuahua. En ningún caso se cerrará el espacio aéreo, pero los vuelos disminuirán sus aterrizajes y despegues, hasta que el pontífice salga de la terminal aérea y en cada vuelo viajará con los mismos elementos del EMP que desde el inicio garantizan su seguridad.

Eje Central

00
Compartir