Entre Pepe y Héctor Yunes

•Fortalezas de cada senador
•Por ahora, nada para nadie

EMBARCADERO: De cara a la elección del candidato priista a gobernador de Veracruz, las circunstancias hoy están así… 1) Los senadores priistas Pepe Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa se mantienen como únicos punteros… Por tanto, el humo blanco de Los Pinos girará alrededor del par, sin ninguna posibilidad para los otros aspirantes y suspirantes, a saber, Tomás Ruiz González y Renato Tronco, y Érick Lagos y Adolfo Mota, destapados por un trío de diputados locales… 2) Si de aquí a la primavera del año entrante, quizá antes, enero 2016, o fin de año 2015, se produjera el gran destape, y un senador repunta más que el otro con un porcentaje considerable en la encuesta, fuera de duda y de serie, ofertándolo como un producto electoral avasallante en las urnas, entonces, el palomeo de Los Pinos se facilitará porque los números nunca, jamás, mienten… Tal cual, el otro senador habrá de disciplinarse… 3) El par de senadores tienen lobistas insuperables que pueden abrir las puertas en Los Pinos… Pepe Yunes, por ejemplo, a Luis Videgaray Caso, José Antonio Meade, Fernando Aportela y José Antonio González Fernández… Héctor Yunes, a Manlio Fabio Beltrones, César Camacho Quiroz y Alfredo del Mazo González, el tío del presidente Enrique Peña Nieto… Cada uno opera y actúa como sus cabilderos… Es decir, las cúpulas midiendo fuerza política, social y económica, que será decisivas pues desde la fundación del partido abuelito del PRI con Plutarco Elías Calles así han funcionado las elites… 4) Los lobistas anteriores serán decisivos en caso de que en la encuesta los senadores priistas alternen el liderazgo, y más, mucho más, si entre ambos existiera, digamos, un empate técnico… La candidatura, entonces, será destrabada con otros factores internos y externos, como por ejemplo, y entre otros, la fuerza de cada grupo político, las relaciones políticas, sociales y económicas de cada senador, y por supuesto, el voto del gobernador de Veracruz, que habrá de sumarse a las opiniones del gabinete político de Peña Nieto, pero también, a las observaciones de los secretarios de la Defensa Nacional y Marina…

ROMPEOLAS: 5) Un factor básico será la encuesta para que el candidato sea un producto rentable que garantice, por sí solo, el triunfo en las urnas, sin contar, digamos, el voto duro del PRI, que es significativo… Por eso es que el par de senadores sigue caminando de norte a sur y de este a oeste de Veracruz, empujando la carreta y abriendo brecha… 6) Las diferentes versiones recabadas dicen con seguridad que por lo pronto, nada hay para nadie y la moneda sigue dando vueltas en el aire… Y aún cuando el hecho anterior ha acelerado a los llamados Chamacos de la fidelidad y sus tlatoanis, Fidel Herrera y Javier Duarte, la realidad es que, en efecto, los senadores son los únicos punteros… 7) Una, entre otras, estrategia política fidelesca es seguir lanzando precandidatos del lado priista, pero también candidatos independientes para a la hora estelar sentarse en el altiplano con un buen margen de negociación… No obstante, la encuesta del gabinete político presidencial está clara: el candidato priista está entre Pepe y Héctor… 8) La misma fórmula de la unidad tricolor manejada este año con el destape de los 9 candidatos a gobernadores bajo la égida César Camacho Quiroz habrá de repetirse, de tal manera que los amarres se darán antes y en el proceso de elección… Más ahora, con Manlio Fabio Beltrones de presidente del CEN del PRI, a quien la elite roja mira como el profeta de la unidad… Además, porque por ningún concepto el tricolor puede arriesgarse a perder la gubernatura, toda vez que Veracruz es piedra singular en la reserva electoral para la candidatura presidencial del año 2018… Más todavía si se recuerda que Peña Nieto fue derrotado en las urnas en el territorio jarocha por la panista Josefina Vázquez Mota y en un descuido hasta cae al tercer lugar, después de Andrés Manuel López Obrador…

ASTILLEROS: 9) Digamos, pues, y solo como posibilidad (hipótesis les llaman los teóricos, escenarios de riesgo también) que el pacto con el diablo suscrito por el góber fogoso y gozoso se tradujera en la candidatura priista para uno de los llamados Chamacos de la fidelidad, entonces, ningún profeta de la unidad como Beltrones lograría el milagro de retener en las filas tricolores a los senadores… Es decir, tanto Pepe Yunes Zorrilla como Héctor Yunes Landa renunciarían al partidazo, y buscarían, digamos, una alianza electoral con Miguel Ángel Yunes Linares como candidato del PAN, y/o se arroparían como candidatos en otro partido político, incluso, en la izquierda, y/o serían los apóstoles más encendidos para una alianza electoral, y/o se lanzarían como candidatos independientes en abierto y franco desafío al priismo… Más todavía, y de ser así, quizá Beltrones amarraría a Héctor Yunes dada la añeja y sólida amistad entre ambos, pero mientras, por ningún lado se mira que Pepe Yunes sería sometido por Luis Videgaray, pues una cosita es la amistad y otra la dignidad humana y política, en la que Yunes Zorrilla ha sido educado de manera firme por su padre, don Pepe Yunes… Es decir, y ante tal circunstancia, de darse, Pepe Yunes es más bragado, más broncudo, más peleador callejero, con una volcánica y serena fuerza de voluntad y firmeza que Héctor Yunes… Un día, su padre, don Pepe lo expresó de la siguiente manera: “No conocen a Pepe”… Y si Pepe tomó café con Javier Duarte en el rancho San Julián fue, primero, porque era la cuarta ocasión que insistía, pero más aún, segundo, porque Videgaray se lo solicitó… Sin embargo, días después, menos de una semana, por aquí Javier Duarte reconoció una deuda pública de 44 mil millones de pesos, por aquí, Pepe aclaró que llegaba a unos 80 mil millones de pesos…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir