Envilecidos

MOLE DE GENTE

Por: Virginia Durán Campollo

Los Congresos nacionales están envilecidos. Los supuestos representantes populares, son verdugos del pueblo. Sirven a la clase gobernante en sometimiento vergonzoso. Por negociaciones impúdicas, presiones de sus líderes en la bancada o por grandes tajadas de dinero. Ganando salarios de ejecutivos de empresas transnacionales, no vemos los beneficios. Sus aberrantes usos y costumbres, están suficientemente registrados con toda su fantochada y conchudez. Son tan cínicos que pretenden se les respete. Los supuestos sagrados recintos, son circos de tres pistas con pésimos actores  circenses. Es primordial, se vigile a los candidatos a  diputados. En ese conglomerado, donde se filtran ignaros, estultos,  asesinos, drogadictos, alcohólicos, maleantes,  vándalos, corrompidos. Una muestra fehaciente de ello, son los diputados priistas federales, que buscaron el cargo por el fuero ya que la ley en Veracruz los requiere. Las Legislaturas estatales, son cómplices de la corrupción de  los gobernantes en turno. Se someten a los desatinos de los reyezuelos, por unos denarios. Así que no debe dejarse en sus manos, el destino de la nación pues la mayoría son traidores a la patria.

*** El diputado debe cumplir igualmente las mismas leyes que el resto de los mexicanos, por lo tanto deberá derogarse el fuero; servir en el Congreso es un honor, no una carrera. Los diputados deben cumplir su único pedido de servicio (uno como máximo) ,  después irse a casa a buscar empleo según sus propias capacidades y aptitudes; al diputado tendrán que aplicársele exámenes de conocimientos, aptitudes, psicológicos y  toxicológicos, periódicamente antes y durante su cargo; cada vez que vote cada diputado en el Congreso, deberá ser publicado en todos los medios de difusión; los diputados y sus familiares directos, no podrán salir del país, salvo causas extremas, asimismo se deberá publicar el motivo y duración de su ausencia en los medios de mayor difusión; tendrán que tener maestría como mínimo y ser gente de probada calidad moral y eficiencia laboral en sus ramos, es decir intelectuales con prestigio o personas de sobresaliente desempeño en su área, solo así garantizaremos gente que  haga lo que conviene a México no a sus propios intereses; debemos exigir a los próximos candidatos una firma de compromiso para que el diputado que no demuestra eficiencia en su cargo sea despedido, y si se demuestra que sirvió a otros intereses o robó sea encarcelado, entre otras recomendaciones de la COPARMEX.

*** La Legislatura actual veracruzana,  deja mucho que desear. La oposición no se ve y hay un desconocimiento en la mayoría, de lo que es el trabajo legislativo. Su falta de interés por temas torales como los Derechos Humanos, se reflejó en una ausencia mayoritaria en la comparecencia de la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos,  la doctora Namiko Matsumoto. Se exhibieron y perdieron una valiosa oportunidad, de escuchar una magnífica exposición al respecto.

*** De los pocos diputados veracruzanos  rescatables  lo es la panista Cinthya Lobato, quien trae una dinámica de trabajo muy intensa sobre todo en el tema de la mujer.  Se le  reconoce talento, inteligencia y sensibilidad. De absoluta confianza,  Lobato en la  exposición de la doctora Matsumoto, denunció  que recibió  presiones para que no hiciera preguntas incómodas al fiscal Jorge Winkler durante su comparecencia. Violación a su derecho de libertad de expresión.

*** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.

00
Compartir