España tiene su peor fin de semana por COVID-19 con más de 84 mil nuevos casos

El Ministerio de Sanidad de España notificó este lunes 84 mil 287 nuevos positivos de COVID-19 desde el pasado viernes, con una incidencia acumulada que se dispara a 689.27 contagios por cada 100 mil habitantes en las últimas dos semanas, cien puntos más que hace tres días.

Según los datos oficiales, se han contabilizado 455 decesos desde el viernes, con lo que la cifra de muertos desde marzo asciende ya a 53 mil 769, mientras que el total de contagiados llega a 2 millones 336 mil 451.

También continúa claramente al alza la presión hospitalaria, ya que 18.61 por ciento de las camas están ocupadas en España por pacientes COVID-19 -tres puntos más que el viernes-, lo que sube a 32.71 por ciento en el caso de los cuidados intensivos.

La Comunidad Valenciana es la región española con mayor ocupación de camas hospitalarias por pacientes de COVID-19, el 37.28 por ciento, y del 52.76 por ciento en las ucis.

En incidencia acumulada, España está claramente a la cabeza entre los países europeos occidentales más poblados: Alemania (319.4), Italia (374.1) y Francia (380.9), aunque por debajo del Reino Unido (mil 112.1).

Tres regiones españolas superan el millar de casos de incidencia: Extremadura (oeste, mil 383 casos), Murcia (sureste, mil 81) y Castilla-La Mancha (centro, mil 6).

No obstante, la tendencia al alza se está “suavizando”, lo que indicaría que la evolución de la tercera ola de la infección está en el punto máximo o muy próxima, aseguró en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Sanidad, Fernado Simón.

Ampliar el toque de queda

En esta situación, varias de las regiones españolas piden insistentemente el confinamiento domiciliario obligatorio en sus territorios para contener la plaga, pero es una facultad del Gobierno central, que lo ve innecesario por ahora.

Castilla y León (centro norte) ya adelantó el toque de queda nocturno a las 20 horas, con la oposición también del Ejecutivo, que lo recurrió judicialmente, pues el decreto nacional que regula el estado de alarma nacional vigente solo lo permite a partir de las 22 horas.

Una mayoría de regiones piden un acuerdo para cambiar la normativa estatal y que sean posibles toques de queda regionales más amplios, de más horas en que no se pueda circular ni permanecer en la vía pública, salvo causa justificada y acreditada adecuadamente.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, argumentó hoy que las medidas que aplican las administraciones, cada vez más drásticas, son suficientes para vencer la tercera ola de contagios, pero hay que esperar a que pasen unos días, planteó, para comprobar los resultados, como ya ocurrió en la segunda ola.

Mientras, las autoridades mantienen, amplían o estudian más limitaciones como cierres perimetrales regionales y municipales para impedir desplazamientos innecesarios y restricciones estrictas de relaciones sociales y de actividad y horario de establecimientos comerciales y de ocio.

La región de Castilla-La Mancha, por ejemplo, decidió hoy adelantar el toque de queda a las 10 de la noche, cerrar perimetralmente todos los municipios así como toda la hostelería y las grandes superficies comerciales, excepto aquellas tiendas de productos esenciales.

“No tenemos más remedio, no hay alternativa, no tenemos otra opción”, argumentó el presidente de esta región, Emiliano García-Page.

Mientras, las regiones administran de forma generalizada la segunda de las dos dosis necesarias de la vacuna de Pfizer a quienes ya recibieron la primera.

 

 

 

 

Con información de EFE | Foto: news.un.org

 

00
Compartir