Estallido en el estadio Heriberto Jara Corona

Poza Rica, Ver.

Un estallido de artefactos pirotécnicos al interior del estadio “General Heriberto Jara Corona” durante la realización del partido de la final del Torneo de los Barrios pasó desapercibido el fin de semana para las autoridades, sino hasta que un aficionado publicara en redes sociales un video en el que se muestra el momento exacto de las explosiones, las cuales de manera extra oficial se sabe dejaron dos personas lesionadas; sin embargo, queda evidenciada la falta de actuación de las autoridades para regular este tipo de eventos de concentración masiva de personas, violentando la Ley 856 de Protección Civil para el estado de Veracruz y su Reglamento.

En el video, con duración de 55 segundos, se aprecia un estadio lleno –cabe señalar que la capacidad del inmueble es de 10 mil personas– cuando de pronto se suscitan los estallidos de artefactos pirotécnicos en lo alto de las gradas y la subsecuente reacción de los espectadores, mientras en el sonido local se hacía un llamado a “respetar” al público.

El partido de la final del Torneo de Barrios se llevó a cabo el sábado pasado, disputándose el primer lugar del torneo los equipos Super Star Noé Pérez Wynn Sport y Unión de Permisionarios CNOP 27 de Septiembre, resultando vencedor éste último, según lo difundió un medio de comunicación patrocinador del evento, sin que diera cuenta del accidente que pudo terminar con fatales consecuencias, teniendo en cuenta la gran cantidad de personas, familias enteras, que presenciaban el encuentro deportivo.

Cuestionado al respeto el lunes, tres días después de ocurrido el estallido, el director municipal de Protección Civil, Marcelo Rivas Trujillo, reconoció no tener conocimiento del hecho. Informó que los organizadores del evento deportivo en ningún momento solicitaron el permiso correspondiente según se establece en la Ley 856 y su Reglamento.

“Esto nos obliga a ser más cautos para que en un evento de este tipo se solicite a las autoridades, que los organizadores soliciten, una revisión exhausta de todo esto porque, afortunadamente no eran cohetones, de lo contrario si hubiesen salido lastimados”, comentó.

Hasta el momento no se tiene idea como ocurrieron las explosiones, “pero quien lo hizo es una persona que no tiene conciencia de lo que estaba haciendo”, expresó el funcionario.

No hay un reporte oficial, se enteró el lunes por la noche a pregunta expresa por el reportero, a pesar de que dos integrantes de la dirección municipal de protección civil estuvieron en el evento, como espectadores.

De manera extraoficial se tuvo conocimiento de que en el lugar se dieron cita cuatro oficiales de la Fuerza Civil, pero tampoco se tiene conocimiento de que se haya rendido un informe al C4.

Rivas Trujillo mencionó que este suceso deja una enseñanza para eventos subsecuentes y que se requiere de la intromisión de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para que realice las revisiones necesarias para permitir el acceso a este tipo de escenarios.

“No rehúyo mi responsabilidad, estamos buscando las estrategias para que esto no vuelva a suceder, esto no tiene sentido, es una tontería lo que se ve en el video, quien lo hizo no estaba pensando”, reiteró una vez más.

De acuerdo con la Ley 856 de Protección Civil para el estado de Veracruz, en los artículos 62 y 74 se establece que los organizadores de este tipo de eventos “que por su uso o destino reciban afluencia o concentración masiva de personas deberán contar con una Unidad Interna que formulará y operará el Programa Interno respectivo” y además, que de manera a la autorización de licencia, los organizadores deberán solicitar a la Secretaría o a la Unidad Municipal, la verificación de sus instalaciones y sistemas de seguridad.

Según lo establecido en el artículo 30 del capítulo once del Reglamento de Protección Civil, además de las disposiciones aplicables de los artículos 62 y 74 de la Ley, los organizadores de eventos de concentración masiva de personas hacerlo del conocimiento de la Unidad Municipal con 10 días de antelación.

En el caso del evento realizado en el estadio Jara Corona, con capacidad para 10 mil personas, los organizadores debieron contar con al menos cuatro ambulancias, dos técnicos en urgencias médicas por ambulancia, un módulo de atención médica con cuatro enfermeras y dos médicos, además de servicio contra incendios con 32 elementos especializados y cuatro elementos de Protección Civil como coordinadores.

Se desconoce si los organizadores del torneo contaron con todos los requisitos que establece la Ley 856 en virtud de que nunca solicitaron el permiso correspondiente a la Dirección Municipal de Protección Civil, pero deja al descubierto la inseguridad con la que se llevan a cabo este tipo de eventos en la ciudad.

Con información de La Jornada Veracruz

00
Compartir