Están “suicidando” a Pemex con pasivos de jubilaciones forzadas

Coatzacoalcos, Ver.

René Marquina Cárdenas, ex trabajador del complejo Petroquímico Pajaritos, presentó una demanda de reinstalación en contra de Petróleos Mexicanos (Pemex) por la jubilación anticipada que se le otorgó, aunque había renunciado a ese derecho meses antes; aseguran que estas jubilaciones serán una forma de “suicidar a la empresa”, aumentando sus pasivos.

Ante la junta federal de conciliación y arbitraje número 38, el integrante de la coordinadora por la defensa de Pemex afirmó que la jubilación especial que se aplicó en su caso, fue debido a su activismo para defender la venta de activos de la empresa.

Refirió que la jubilación es un derecho del trabajador y sólo se puede aplicar cuando se cumple con el requisito y el tiempo de antigüedad establecido en el contrato colectivo, requisitos que él no cumplía por lo que califican que el procedimiento fue forzado.

“Esto es producto de mi activismo por ser miembro de la coordinadora por la defensa de Pemex, defender los derechos de los trabajadores y en la defensa a ultranza de la empresa que consideramos que es de los mexicanos”.

El trabajador petrolero mostró un documento entregado y recibido el pasado 23 de febrero del 2015, donde le solicita al departamento de personal que no se le jubilará si no cumplía con el requisito, a pesar de esto se le dio entrada al trámite requerido por el área administrativo de la empresa productiva del Estado.

Anotó que además presentó a la junta federal los documentos girados por la administración de Pemex Petroquímica a sus jefes directos y el personal de vigilancia del complejo Petroquímico Pajaritos para impedirle laborar o el ingreso a las instalaciones. Representa una acción del gobierno federal para recortar la plantilla laboral, porque las plazas desocupadas no serán cubiertas como lo marca el contrato colectivo vigente”.

Para Marquina Cárdenas la aplicación de las jubilaciones anticipadas es una forma de cargar los pasivos de la empresa y permitir la venta de los activos, para poder pagar la deuda. Señalo que los funcionarios de la propia empresa han dado a conocer que por concepto de jubilaciones Pemex debe pagar 1.4 billones de pesos, sin embargo, sigue aumentando su pasivo con los procesos especiales que está aplicando en los complejos petroquímicos y otras áreas de la misma empresa.

“Dicen que la carga por jubilaciones representa 30 por ciento del gasto, esto es tres de cada 10 pesos de su presupuesto, pero jubilando masivamente a la gente, acumulándole carga, es claro que se está suicidando la empresa y no sabemos para quién es beneficio”, puntualizó.

(Con información de La Jornada Veracruz)

00
Compartir