Estudiante agredido en Xalapa deja el país por miedo; académicos culpan a Duarte

Uno de los estudiantes agredidos el pasado 5 de junio por sujetos armados con palos, bates y hasta machetes, en Xalapa, Veracruz dejó el país ante el temor de sufrir otro ataque, informaron esta mañana académicos de la Universidad Veracruzana (UV).

Los profesores que conforman el Movimiento por la Calidad Académica dijeron en conferencia de prensa en esa entidad que se trata de un estudiante de la Facultad de Pedagogía de la UV quien para poner su vida a salvo se dio de baja de esa institución educativa y abandonó el país.

Los académicos de la Facultades de Pedagogía y Humanidades, Juan Pablo Barradas, Ángeles González Hernández, José Cruz Agüero Rodríguez, Julia Tepetla Montes y Zacarías Caicero denunciaron que a 17 días de la agresión el gobierno de Javier Duarte de Ochoa no ha dado con los responsables.

“Hacemos responsables de la integridad física, del daño psicológico y moral, y de la vida de los estudiantes de la Universidad Veracruzana al Gobernador Javier Duarte de Ochoa, al Secretario de Gobierno, Gerardo Buganza Salmerón y al Secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita”, manifestaron.

Asimismo exigieron a la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, hacer una mayor exigencia a las autoridades del estado para que sea resuelto el caso y detenidos los agresores.

“A la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara González, le demandamos mayor exigencia ante las autoridades estatales para impartir justicia en el caso de los estudiantes violentados y un alto a los ataques a esta Universidad Pública, líder en la educación superior de Veracruz”, dijeron los académicos.

Demandaron a Ladrón de Guevara abrir espacios de diálogo, reflexión y discusión con la comunidad universitaria. “No hacerlo limita la contribución de esta Casa de estudios para detener esta inercia de violencia institucionalizada que obstaculiza el desarrollo de Veracruz”, refirieron.

La demanda del Movimiento por la Calidad Académica se suma al posicionamiento de 62 académicos de esa Universidad que el pasado 9 de junio dijeron que la magnitud de los hechos requiere una respuesta institucional a la altura de las circunstancias.

“Instamos a la autoridad estatal para que sean dadas a conocer las líneas de investigación que se siguen para el esclarecimiento de estos hechos, que a todas luces resultan ominosos y preocupantes para la sociedad veracruzana en su conjunto”, manifestaron en días pasados.

Los señalamiento que los académicos hicieron este día se suman a los realizados la semana pasada cuando algunos de los estudiantes agredidos en Xalapa, Veracruz, el pasado 5 de junio y organizaciones civiles denunciaron a Javier Duarte de tener una lista negra de 30 personas “peligrosas” para el orden público.

En esa ocasión dijeron que esa lista comprende a estudiantes, artistas, activistas, periodistas, consejeros locales del Instituto Nacional Electoral (INE) y académicos.

“Vivimos en un clima de persecución, detenciones arbitrarias, acusaciones a los estudiantes de Humanidades de ser responsables de ataques al INE en Xalapa. Hay una lista negra donde hay activistas y estudiantes que luchamos en contra de megaproyectos”, dijo Ignacio Córdova, uno de los estudiantes de la Universidad Veracruzana atacado el 5 de junio.

Los estudiantes agredidos han exigido el esclarecimiento del caso. Han denunciado que las agresiones que sufrieron fueron atroces: fractura de cráneo, de mandíbula, machetazos en la cara y cabeza. El ataque, han dicho, fue realizado por la colusión de grupos de parapolicías y policías.

Julián Ramírez, estudiante del área de humanidades de la Universidad, informó en días pasados que los hechos ocurrieron en la madrugada del viernes 5 de junio. “Era un grupo de personas encapuchados, que portaban chalecos tácticos policiales, con bates , bastones y armas largas”, explicó.

Luego del ataque, maestros, estudiantes y ciudadanos se concentraron en la plaza Regina Martinez cerrando la vialidad de la avenida Enríquez del primer cuadro de la ciudad. En la manifestación hicieron responsable al Gobierno del Estado y a la Secretaria de Seguridad Pública de lo que les sucedió a los jóvenes.

A la denuncia se sumaron académicos de la Universidad Veracruzana (UV) quienes manifestaron su indignación por la agresión.

“La magnitud de los hechos requiere una respuesta institucional a la altura de las circunstancias. Por lo que instamos a la autoridad estatal para que sean dadas a conocer las líneas de investigación que se siguen para el esclarecimiento de estos hechos, que a todas luces resultan ominosos y preocupantes para la sociedad veracruzana en su conjunto”, manifestaron 61 profesores mediante un pronunciamiento.

De acuerdo con el perfil de Facebook del Comité Universitario de Lucha de la Universidad Veracruzana al lugar de los hechos acudieron autoridades que abandonaron a los jóvenes ignorando su llamado de auxilio:

“Cinco minutos después de su huida [de los agresores], llegaron patrullas a fotografiar a los heridos, algunos de gravedad, y con fracturas craneales, para que, al arribar sujetos de civil en un pontiac blanco recibieran la orden de irse del lugar, por lo que dejaron a los estudiantes en las banquetas y otros dentro del domicilio que fue forzado ante los gritos de ‘ayuda’ y ‘no nos dejen, nos van a matar’”.

(Con información de Sin Embargo)

00
Compartir