Estudio señala que pacientes con coronavirus dejan de ser infecciosos a los 11 días

Un grupo de científicos de Singapur descubrieron que los pacientes con coronavirus no pueden infectar a otros después de 11 días de estar enfermos, incluso si su prueba aún resulta positiva, esto revelado en un documento por científicos del Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas de Singapur y la Academia de Medicina.

Tras examinar a 73 pacientes con coronavirus, los científicos descubrieron que una persona infectada se contagia unos dos días antes de que aparezcan los síntomas.

Luego permanecen contagiosos entre siete y diez días después de que comienzan a mostrar signos de la enfermedad, que incluyen tener temperatura alta y tos nueva y continua. Los investigadores dijeron que COVID-19 ‘no pudo aislarse o cultivarse después del día 11’ de la enfermedad.

Este hallazgo puede tener implicaciones en las medidas aplicadas para los pacientes que son dados de alta. En la actualidad, el criterio de alta se basa en los resultados negativos de las pruebas, más que en el nivel de infección.

Otro artículo de la revista Science sugiere que restringir las reuniones en las que es probable que ocurra un “supercontagio” tendrá un impacto significativo en la transmisión, mientras que otras restricciones, por ejemplo, las actividades al aire libre, podrían evitarse.

“Si puede predecirse qué circunstancias están dando lugar a estos eventos, las matemáticas muestran que realmente se podría reducir muy rápidamente la capacidad de propagación de la enfermedad”, dijo Jamie Lloyd-Smith.

Hasta ahora, cerca del 45% del total de los 31 mil 068 pacientes de COVID en Singapur, han sido dados de alta de hospitales e instalaciones comunitarias. El país asiático, en tanto, reportó 642 nuevos casos de coronavirus hasta el sábado. Pero ya se prepara para el reinicio de actividades desde el 2 de junio.

Agencias/Sociedad 3.0

01
Compartir