Exigen a FGE reabrir expendiente por desaparición de reportero en Acayucan

Periodistas de Acayucan y la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP) exigieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) que reabra el expediente alusivo a la desaparición del reportero del Diario de Acayucan, Gabriel Cuco Fonseca pues hubo muchas irregularidades e inconsistencias.

Desde junio pasado Jorge Morales, integrante de la CEAPP, solicitó a la Directora de Investigaciones Ministeriales de la FGE, María del Rosario Zamora González, realizar diversos exámenes de genética y ADN a los familiares de Gabriel Fonseca.

En un escrito con el folio CEAPP/SE/088/2015, la CEAPP solicita saber si se cuentan con rastros genéticos de los familiares del periodista de Acayucan para saber si entre los cuerpos encontrados sin vida en la región haya alguno que pertenezca a Fonseca.

“Si se han realizado cotejos del perfil genético con las muestras recogidas a los familiares, en qué fechas se realizaron y cuáles fueron los resultados que se obtuvieron”.

Periodistas de Acayucan se han quejado de que la Fiscalía General ha “entrampado” las investigaciones para dar con el paradero de Cuco, periodista de la nota roja y quien fue levantado por un comando armado hace ya cuatro años.

Jorge Morales, integrante de la CEAPP recriminó el cúmulo de vicios que ha tenido la averiguación previa y las diligencias ministeriales para dar con el paradero del reportero de Acayucan.

“Ya estamos viendo otras vías legales y una revisión del expediente (…) hay flagrantes omisiones de la Fiscalía en el caso”, expuso Morales en entrevista.

Por su parte, el fiscal general del estado, Luis Ángel Bravo Contreras, negó que la FGE tenga como propósito ocultar una presunta muerte del reportero, incluso señaló que eso sería como “dispararse en el pie”.

“Encontrar un cuerpo, está fuera de lógica, no queremos poner estatus, lo que hay es lo que está en la investigación, yo sé que es bien ganado, que algunos funcionarios se hayan generado de manera negativa la omisión en caso de personas desaparecidas, pero es algo que estamos combatiendo”.

La región de Acayucan siempre ha sido terreno hostil para la prensa, pues además de la desaparición de Gabriel Fonseca, también se encuentra desaparecido Sergio Landa.

Si los exámenes de ADN arrojan que Fonseca fue privado de la vida y el cuerpo se quedó en calidad de desconocido en alguna plancha del Servicio Médico Forense (Semefo), el reportero del Diario de Acayucan pasaría a ser el reportero número 17 asesinado en lo que va de la actual administración.

(Con información de La Jornada Veracruz)

00
Compartir