Familia de editor secuestrado evalúa salir de Veracruz; 15 días, y nada de Moisés Sánchez

Ciudad de México

El periodista y activista veracruzano Moisés Sánchez Cerezo cumple hoy 15 días desaparecido y su familia acusa que las autoridades estatales “sólo simulan que lo buscan” y le “dan largas” al avance de las investigaciones.

Mientras, organizaciones defensoras de la libertad de expresión y los derechos humanos denuncian que el gobierno que encabeza el priista Javier Duarte de Ochoa en Veracruz no es confiable ni tiene voluntad política para solucionar el caso, por lo que exigen desde hace más de una semana que la Procuraduría General de la República (PGR) lo atraiga.

Jorge Sánchez, hijo del comunicador, dijo que aunque tienen protección de la Policía Estatal, ellos no se sienten seguros. ”Una de las cosas que estamos valorando es salir del municipio [Medellín de Bravo], por lo menos, y si es posible incluso salir del país”, añadió.

La tarde del pasado 2 de enero, un grupo de hombres armados ingresaron al domicilio de Moisés Sánchez Cerezo, editor del diario La Unión de Medellín, lo sacaron de su cama y se lo llevaron. Desde ese día no se sabe nada de él.

Jorge Sánchez, hijo del también activista, dijo en entrevista con SinEmbargo, que las investigaciones que lleva a cabo la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) han sido muy lentas. “[El caso] es para que ya lo tuviera la PGR por todo lo que se ha recabado: presuntamente un funcionario público implicado y el trabajo periodístico de mi padre, que es una de las líneas fuertes [de investigación]”, recriminó.

El joven explicó que aunque la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión (FEADLE) –que depende de la Procuraduría General de la República– está coadyuvando con la investigación, no la ha absorbido completamente. “Nosotros queremos que lo tome completamente la PGR, porque aquí no hay mucho avance ni voluntad de hacerlo”, dijo.

El gobierno del estado, desde los primeros días de la desaparición del periodista, aseguró que habían desplegado un amplio operativo para dar con su paradero. Sin embargo, de acuerdo con sus familiares, esto sólo ha sido una “simulación”.

Además, denunció Jorge, aunque por ahora se están tomando medidas de protección a la familia, como la presencia de policías afuera de su casa, “va a llegar un momento en que nosotros vamos a quedar expuestos”, dijo. Por ello, mencionó, él y su familia están valorando la posibilidad de salir de la localidad. “No nos sentimos completamente seguros en donde estamos”, argumentó.

“Seguros no nos sentimos. De hecho, una de las cosas que estamos valorando es salir del municipio, por lo menos, y si es posible salir del país. Porque estamos ante un caso que están involucrados tanto autoridades, o sea funcionarios, con la delincuencia organizada y con policías. Es decir, no sabemos qué alcance tenga.

“Tenemos seguridad, por parte de Seguridad Pública del Estado, misma en la que nosotros no confiamos mucho. Porque creemos y sospechamos que están implicados muchos policías estatales con la delincuencia organizada”, agregó.

Incluso, comentó, su familia ya solicitó que se les brinde protección por parte del gobierno federal ante la desconfianza que tienen en la seguridad estatal. Sin embargo, recriminó, hasta el momento no se les ha proporcionado.

“Nosotros pedimos seguridad federal y que el caso lo atraiga la PGR. Nosotros confiamos que en una instancia mayor, haya menos corrupción, menos colusión del crimen organizado con la institución”, detalló.

La organización Artículo 19 denunció desde el pasado 10 de enero, que la PGR se ha mantenido “omisa” ante el caso, pese a que ellos, junto con la familia de Moisés, ya solicitaron formalmente que tomen la investigación a través de la FEADLE.

La organización argumentó que en el caso de Sánchez Cerezo están presentes varios supuestos establecidos en el Artículo 10 del Código Federal de Procedimientos Penales, bajo los cuales la FEADLE puede atraer su caso.

Algunos de ellos son: cuando existan indicios de que en el hecho constitutivo de delito hubiere participado algún servidor público de los órdenes estatal o municipal; cuando en la denuncia o querella la víctima o el ofendido hubiere señalado como presunto responsable a algún servidor público de los órdenes estatal o municipal; cuando se trate de delitos graves así calificados por la ley; cuando la vida o integridad física de la víctima u ofendido se encuentre en riesgo real.

Además, cuando en los hechos constitutivos de delito impacten de manera trascendente al ejercicio al derecho a la información o a las libertades de expresión o imprenta; cuando en la entidad federativa en la que se hubiere realizado el hecho constitutivo de delito o se hubieren manifestado sus resultados, existan circunstancias objetivas y generalizadas de riesgo para el ejercicio del derecho a la información o las libertades de expresión o imprenta.

La organización revela que con sólo una de las causales anteriores, sería suficiente para que la PGR atrajera la investigación por desaparicIón forzada del periodista Moisés Sánchez ya que se materializan cinco motivos precisos; sin embargo, hasta el momento la dependencia federal únicamente coadyuva en la investigación.

Ricardo González, encargado del Programa Global de Protección de Artículo 19, informó que la organización tuvo la oportunidad de ver el expediente del caso. “Efectivamente no se ha cumplido el objetivo principal que es localizar a Moisés con vida”, reclamó.

También adelantó que la organización continuará con la exigencia a la PGR porque atraiga totalmente el caso del periodista desaparecido. “El caso de Moisés Sánchez, es la prueba de fuego para que la FEADLE, demuestre cómo va a utilizar en beneficio de las víctimas su facultad de atracción de los casos”, consideró el activista.

En ese sentido, Jorge Sánchez lamentó que hasta el momento ellos no ven un “interés real [del gobierno federal] por resolver este problema”.

“Hasta la fecha nos han dado largas y no han tomado el caso aún”, agregó.

Detalló que su inconformidad es, en primer lugar, por la tardanza del gobierno estatal en realizar las investigaciones y encontrar a su padre. “Queremos que atraiga el caso la PGR, porque no vemos una búsqueda real. Ya es para que lo hubieran encontrado. No hay tantos retenes, tanto para entrar ni para salir en la zona. Apenas estos días se empezaron a implementar algunos retenes”, denunció.

“Nada más están como simulando, están enmascarando que están actuando, pero yo no veo algo real algo que verdaderamente dé resultados”, reprochó.

Además recordó que el día que su padre fue sustraído por un comando armado de su casa, una vecina de la zona pidió auxilio a la Policía Estatal y no respondieron, ante esto, ellos sospechan en que puedan estar implicados en el secuestro de su padre.

Por otra parte, el Comisionado Jorge Morales Vázquez, titular de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP), hizo una petición a la presidenta del pleno de esta comisión, Benita González Morales, para que promuevan la solicitud de comparecencia del Procurador de Justicia Estatal Luis Ángel Bravo Contreras. Con el objetivo de que el funcionario informe sobre los avances de la investigación en el caso del periodista desaparecido.

La familia de Moisés Sánchez ha denunciado que aunque sí han tenido diversas reuniones con el Procurador del Estado, Luis Bravo Contreras, el funcionario les ha dado explicaciones “muy generales”.

“[Nos dicen] Sí estamos buscando, sí estamos haciendo operativo. [Pero] No hay cosas en concreto”, señaló Jorge Sánchez.

Dijo que aunque les han asegurado que se llevan a cabo operativos de búsqueda e incluso retenes, ellos no lo han visto. “Y los más importante, no vemos los resultados. Hasta la fecha no lo han encontrado y no han detenido culpables. Prácticamente parece que están perdidos, que están trabajando”, agregó.

Jorge explicó que la familia tienen el temor de que las autoridades le den carpetazo al caso “y quedé en el archivo del olvido, como ha sucedido con muchos otros casos de otros compañeros periodistas”.

Además insistió en que ellos señalan como uno de los principales responsables de la desaparición de su padre, al Alcalde de Medellín de Bravo, el panista Omar Cruz. “La ola de violencia en el municipio ha sido solapada por el Alcalde. Por eso nosotros lo señalamos a él como uno de los artífices de lo que está sucediendo”, detalló.

El Edil se presentó el pasado 12 de enero ante la PGJE para rendir declaración y aportar datos que ayuden a la localización del periodista. Horas antes, en una breve entrevista con reporteros locales, Cruz comentó que se sentía tranquilo y aseguró que nada tiene que ver con la desaparición del activista.

Con información de SinEmbargo

00
Compartir