Familiares piden a Duarte encontrar con vida a los cinco jóvenes desaparecidos en Tierra Blanca

El pasado lunes 11 por la mañana cinco jóvenes fueron detenidos por la policía estatal en Tierra Blanca, Veracruz, y hasta el momento están desaparecidos. Familiares denunciaron que una patrulla municipal se los llevó tras ser detenidos en la carretera y las autoridades de la localidad se niegan a dar información.

Los jóvenes: José Benítez de la O, Mario Arturo Orozco, Alfredo González Díaz, Bernardo Benítez Arroniz y Susana Tapia Garibo, iban del puerto de Veracruz, donde pasaron sus vacaciones, hacia Playa Vicente, cuando fueron interceptados por una patrulla estatal que, de acuerdo con testimonios de familiares, se los llevó y hasta el momento no se sabe de ellos.

Bernardo Benítez Herrera padre de uno de los jóvenes dijo que, según testigos, una camioneta de la Secretaría de Seguridad Pública del estado los abordó cuando estaban abasteciéndose de gasolina y posteriormente se los llevaron en la misma camioneta.

Indicó que un vecino de Playa Vicente vio cómo los interrogaban y por teléfono le preguntó a uno de ellos si había problema, a lo que contestó que no, que al parecer se trataba de un procedimiento normal. Posteriormente los policías metieron a algunos de los jóvenes a su patrulla y en el auto se llevaron a los otros. Horas más tarde, por la noche, el vehículo fue localizado en un camino de terracería abandonado.

A partir de entonces ya no hubo contacto con los cinco jóvenes menores de 25 años, algunos de ellos apenas egresados de la universidad.

Los familiares se encuentran desde la noche del lunes en las oficinas del Ministerio Público de Tierra Blanca pidiendo información del paradero de sus hijos que se encuentran ya en calidad de desaparecidos.

El papá de Bernardo Benítez Arroniz manifestó su preocupación de que les hayan hecho algo a los jóvenes. Aseguró que ninguno de ellos tenía problemas y que sólo iban de paso ahí cuando la Policía estatal se los llevó.

Indicó que están cien por ciento seguros que fueron policías quienes se llevaron a los jóvenes, pues sus familiares fueron personalmente a la gasolinera ubicada a un lado de la tienda Chedraui en Tierra Blanca y los despachadores confirmaron que de ahí se los llevaron y que no era la primera vez que veían lo mismo, que ya en dos ocasiones los mismos policías estatales se habían llevado a otras personas.

Por ello, el padre de familia exigió al gobernador, Javier Duarte, como responsable de la policía estatal, ordene que se presente con vida a los cinco jóvenes, cuyo paradero se desconoce desde hace 48 horas.

Con información de Proceso

00
Compartir