Fidel y Dante, pacto con el diablo

•Ambos, hijos putativos de Luis Echeverría, tienen un vaso comunicante con el expanista Manuel Espino. Antes, Espino fue aliado de Fidel. Ahora, será candidato a diputado federal por el Movimiento Ciudadano. En el Congreso de la Unión, Espino será muro de contención de Miguel Ángel Yunes Linares

Por: Luis Velázquez

Manuel Espino fue líder del partido Acción Nacional.

Y cuando renunció al PAN, se volvió aliado político de Fidel Herrera… en contra de Miguel Ángel Yunes Linares.

Ahora, apareció como aliado de Dante Delgado Rannauro y será candidato a diputado federal pluri por el Movimiento Ciudadano.

Así, pues, hay vasos comunicantes entre Fidel y Dante, pues ambos tuvieron el mismo cordón umbilical para iniciar en la política federal… con el presidente Luis Echeverría Álvarez.

Fidel, en las valencianas de Luis Echeverría, y Dante, cobijado en las faldas de la compañera María Esther Zuno de Echeverría.

Fidel, por ejemplo, fue enviado a Londres para estudiar posgrado con los hijos de Echeverría, mientras Dante caminó América Latina con un montón de jóvenes y hasta se entrevistó con el primer presidente socialista por la vía electoral, Salvador Allende, en Chile, promoviendo la Carta de los Derechos y Deberes Económicos de los Estados del presidente mexicano.

Fidel llegó al Congreso federal por vez primera con Echeverría, mientras Dante anduvo en proyectos culturales.

En el Chirinato, Miguel Ángel Yunes Linares quiso encarcelar a Fidel; pero terminó privando de su libertad a Dante.

Ambos ya fueron gobernadores y el par se mantiene en política.

Fidel con su Maximato en Veracruz y Dante con su partido político teniendo el país como escenario.

Pero lo más importante: los dos han mantenido su relación amical. Mejor dicho, su alianza política. Nunca se han conflictuado. Han tenido vasos comunicantes, uno de ellos, Manuel Espino.

EN LAS GRANDES LIGAS NACIONALES

Tanto Fidel como Dante mueven sus fichas de cara a la elección de diputados federales para seguir teniendo vida política… hasta un minuto antes de morir.

Claro, y por ahora, el góber fogoso y gozoso tiene demasiado camino ante Dante Alfonso, lo que puede advertirse en el palomeo de los candidatos al Congreso de la Unión en Veracruz.

Entre ellos, Érick Lagos, Jorge Carvallo junior, Adolfo Mota, Elizabeth Morales, Fidel Kuri Grajales y Lilián Zepahua, la hija del cacique de la sierra de Zongolica, Mario Zepahua Valencia, uno de los hombres más ricos del estado de Veracruz.

En contraparte, algunas de su gente quedaron en la antesala, entre ellas, Carolina Gudiño, Alfredo Gándara Andrade y su hijo, Javier Herrera Borunda, quien, bueno, iría como pluri por el partido Verde, a partir de su relación amical con el gobernador más joven del país, Manuel Velasco Coello, de Chiapas, quien, además, ya se siente presidenciable y por eso el gasto millonario en los medios.

Dante, en cambio, y además de Manuel Espino, mueve sus fichas en la república, entre ellas, y por ejemplo, lanzará a Luis Warton, presidente municipal de Acapulco, como candidato a gobernador en Guerrero.

Fidel, operando desde Veracruz. Dante, en las grandes ligas nacionales.

PACTO CON EL DIABLO

En el fidelato, Dante fue su mejor aliado, a tal grado que, incluso, jamás levantó su voz como dirigente de un partido político de oposición.

Por el contrario, su silencio fue impresionante ante el desorden administrativo de Fidel y de la obra pública de pésima calidad que llevó al derrumbe de muchos puentes, apenas tocados por un huracán leve.

Ahora, con Javier Duarte, el discípulo preferido de Fidel, Dante sólo ha aparecido en la palestra de manera aislada, rara y extraña, como para decir “aquí estoy” y, al mismo tiempo, oh paradoja, retirarse.

Casi casi como un “calambre”, dejando “la víbora chillando”.

Pero en el fondo Fidel y Dante son hermanos putativos a quienes una vez más el destino político los unirá, a partir de que Yunes Linares, de infaustos recuerdos para los dos, será candidato del PAN a gobernador.

Por eso, incluso, la súper jugada de Dante de nominar a Manuel Espino candidato pluri al Congreso de la Unión, pues el patriarca de los Yunes azules también lo será y ahí el odio y el rencor entre ambos llegará a la tribuna legislativa nacional.

Manuel Espino será, pues, un muro de contención de Yunes Linares cada vez que se lance en contra de Javier Duarte a partir del mes de septiembre del año que corre cuando tomen posesión los nuevos 500 diputados federales.

En su momento ya se verá la decisión de ambos sobre el candidato priista a gobernador, pues el senador Héctor Yunes Landa es amigo entrañable, a prueba de bomba, de Dante.

Además, Héctor tiene otro padrino invaluable, más allá del diputado Manlio Fabio Beltrones y de su otro amigo singular, César Camacho Quiroz. Se llama Alfredo del Mazo González, tío de Enrique Peña Nieto y jefe del grupo Atlacomulco, que heredara el cargo desde la muerte de Carlos Hank González, el tlatoani mayor.

Y, bueno, con tal de mantenerse en la jugada, tanto Fidel como Dante son capaces de pactar hasta con el diablo…

POSDATA: Espinoso será el camino de Édgar Spinoso en el distrito de Martínez de la Torre como candidato a diputado federal, pues el arraigo y el liderazgo en ningún momento se siembran y cultivan de un día para otro… Y más cuando se ha permanecido lejos del municipio, y más de la región… Es el caso también de Jorge Carvallo junior, quien sembró la discordia entre los alcaldes y caciques y actores políticos de Los Tuxtlas y ahora le será difícil levantarse un busto en el parque del pueblo, igual como su hermanito en el estado de México ya se la erigió…

00
Compartir