Fiscal & periodistas ¿Quién lastima a quién?

Este fin de semana, el Fiscal de Justicia del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, se dio a la tarea de regañar a los periodistas en más de tres ocasiones. Primero, el sábado, durante una entrevista en el puerto de Veracruz, luego la mañana del domingo, en una entrevista en conocido restaurante de la capital del estado. Y por la tarde de este mismos día, durante una conferencia de prensa en la sede de la Fiscalía Estatal.

Entre otras cosas, Luis Ángel Bravo acusó a los periodistas de difundir rumores entorno a la aparición de restos humanos en Veracruz, y con esas publicaciones, afectar el ánimo de las familias con personas desaparecidas.

“Cuando se empieza a generar este tipo de rumores y de notas, los colectivos de familias con personas desaparecidas cimbran en pánico por todo lo que se dice ahí, cosas crueles que suelen poner.

“Eso es lo que se genera cuando empiezan los chismes y los rumores, son crueles ese tipo de cuestiones que fluyen, y ellas entran en un estado de crisis que yo soy solidario, y me adhiero al sentir de ellos a partir de todos lo que se dice en redes y en medios”, fue una de sus declaraciones.

Es cierto, los reporteros y los medios de comunicación tenemos criterios éticos que atender al momento de publicar información relacionada con la desaparición, secuestros y hallazgo de restos humanos.

Difundir información falsa, con descripciones obscenas de la forma en que se encuentran los restos humanos, y difundir fotografías explicitas donde se exhiben los restos humanos, es antiético. Eso no tiene vuelta de hoja.

Pero, antes de regañar a la prensa, el Fiscal debería apegarse a la conseja: “el buen juez por su casa empieza”. Y reflexionar ¿Quién daña a quién? Con la manipulación de la información disponible entorno a los casos de personas desaparecidas, el hallazgo de restos humanos, y los casos de secuestro.

Preguntarse por ejemplo: ¿Quién lastimo a quién? En el caso de la niña Karime Alejandra Cruz Reyes.

Aquella ocasión en que le hizo creer a una familia que había esperanzas de encontrar a su hija con vida, para no echar a perder la visita de funcionarios federales al estado de Veracruz.

¿Quién lastimo a quién? En junio del 2014, cuando pretendió ocultar el hallazgo de una fosa clandestina en Tres Valle, de donde fueron exhumanos 31 cuerpos.

¿Quién lastimó a quien? Cuando cesó al subprocurador de la Zona Sur, Arturo Herrera, después de haber confirmado el hallazgo de fosas clandestinas en Tres Valles, para que las familias con desaparecidos pudieran encontrarlas.

El Fiscal de Justicia del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, debería sincerarse consigo mismo y preguntarse ¿Quién lastima a quién? Los medios que a través de los publicaciones dan una pista a las familias con personas desaparecidas o los funcionarios que manipulan la información según sus cálculos políticos o su estrategia de ocultar información porque “aquí no pasa nada”.

Sinicómetro:

“Esa información es falsa en su origen, yo nunca dije eso y es dolosa, fraudulenta y cruel por parte de quien se la inventó”, dijo el fiscal general del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, quien negó así, haber dicho que el lugar donde fueron hallados 9 cuerpos en el municipio de Alvarado era un panteón.

En la Red:

—Oye Duarte, se van a manifestar los maestros en tu falso grito de independencia.
—¡DALES UNA SEMANA DE PUENTE! #Veracruz

(Con información de e-Consulta Veracruz/ Por: Eirinet Gómez “Circo, Maroma y Grilla”)

00
Compartir