Fiscalía de Veracruz es omisa y abre puerta para exonerar a Edil en caso Moisés: comisión

A cuatro meses del secuestro y asesinato del periodista Moisés Sánchez Cerezo, una investigación realizada por un integrante de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas de Veracruz (CEAPP) señala que hubo omisión de las corporaciones policíacas de Veracruz y las Fuerzas Armadas al no atender la creciente violencia generada por grupos de delincuencia organizada en el municipio de Medellín de Bravo.

Además, la Fiscalía del estado no ha explorado todas las líneas de investigación del caso, sustentando la denuncia contra el Alcalde Omar Cruz Reyes en dichos de terceros, lo que puede abrir la puerta para que sea exonerado. La investigación revela que la dependencia protege la operación de un grupo delictivo.

Jorge Morales integrante de la CEAPP realizó el “informe sobre del undécimo periodista asesinado en Veracruz”, donde analiza la situación del municipio de Medellín y las denuncias que realizo Moisés Sánchez, sobre la operación de grupos delictivos.

De acuerdo con el documento, la Secretaria de Seguridad Publica (SSP), de la Defensa Nacional (Sedena) y la Marina (Semar), tenían pleno conocimiento de los secuestros y asesinatos de varias personas de ese municipio y ubicaban a la colonia Gutiérrez Rosas, donde vivía el periodista.

El propio primer comandante de Medellín, Mario Ramón Vela –actualmente destituido-, quien tenía a su cargo a 38 elementos policíacos, para treinta y cinco comunidades del municipio –los cuales percibían un salario de mil 500 pesos quincenales y 3 mil 500 sí tenía su certificado de policía acreditable, según testimonio del Alcalde Omar Cruz– declaró: “en julio de 2014 los delitos de violencia familiar y robos comunes se incrementó a homicidios, personas privadas de su libertad, abandono de vehículos robados, heridos de bala”.

“Sí existe delincuencia organizada, nos reportan personal del C4 que había presencia de personas de delincuencia organizada, pero no ubicamos los puntos a detectar si hay presencia de bandas delictivas”, refiere en su declaración.

En ese municipio se habían registrado al secuestro y asesinato del periodista, 13 desapariciones de personas, “levantadas” por grupos armados, datos que fueron omitidos de la estadística nacional que monitorea la incidencia de delitos en el país.

Sólo se reportó la privación de la libertad de Martín Efraín Sánchez Rodríguez –ex director de la policía de Medellín y ex escolta del hoy Diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Ramón Gutiérrez de Velasco Hoyos-, realizada por seis sujetos armados a bordo de varios vehículos.

Derivado de la situación de violencia, el periodista y sus vecinos decidieron organizar una red de autodefensa y las autoridades de seguridad respondieron con una serie de compromisos para incrementar la vigilancia y reaccionar a este tipo de incidentes. Este documento se firmó el 15 de diciembre del 2014.

Derivado de estos hechos, se presume la omisión de funciones de las corporaciones de vigilancia, en la prevención y combate de delitos de alto impacto que ocurrían en el municipio de Medellín, desde meses anteriores.

“Los compromisos signados el pasado 15 de diciembre de 2014 con pobladores de Medellín, en materia de seguridad, no resultaron eficaces ni cumplidos en los términos acordados; que no hubo atención ni reacción oportuna a los esquemas de emergencia comprometidos con habitantes y como consecuencia, tampoco se desarrolló un operativo oportuno y eficaz que permitiera su rescate por esa misma causa”, indica el texto.

Este informe también detalla que no se revisaron todas las líneas de investigación en torno al caso y se centraron solo en las declaraciones de uno de los inculpados, el cual señala como asesino intelectual, al Alcalde de Medellín, Omar Cruz Reyes.

Señala que la Fiscalía General de Veracruz omitió en diligencias de investigación una sobre las expresiones del Gobernador Javier Duarte de Ochoa, en referencia al periodista Moisés Sánchez Cerezo, al igual que de una segunda línea sobre supuestas amenazas de un servidor público de la propia autoridad investigadora.

“Mi padre de la misma forma me comentó que una amistad que es político había acudido con el Presidente Municipal junto con otras personas a la capital en donde se reunieron con el Gobernador Javier Duarte de Ochoa. En dicha reunión el mandatario estatal le llamó la atención al Alcalde Omar Cruz Reyes, respecto a las notas periodísticas que mi padre sacaba referente a la inseguridad que vive el municipio de Medellín de Bravo, Veracruz. Dicha amistad le comentó que el Gobernador le dijo a Cruz: ‘no es posible que no hayas podido callar a Moisés’”, declaró a la autoridad Jorge, hijo de Moisés Sánchez.

A pesar de las declaraciones del Fiscal, Luis Ángel Bravo Contreras, no hay una investigación clara y contundente sobre los términos de la supuesta responsabilidad del ex Alcalde de Medellín, Omar Cruz Reyes, como autor intelectual del homicidio y de otros servidores públicos, lo cual garantice una acusación robusta a nivel judicial.

“Existen diversas omisiones en diligencias que dilataron y afectaron la identificación oportuna y la localización de cinco supuestos involucrados en los hechos actualmente prófugos de la justicia, incluido el supuesto autor material del homicidio, aunado a que existen contradicciones dentro de la propia investigación sobre la vertiente de una probable participación de un número mayor de sujetos y vehículos en los hechos y de una mecánica diferente a la determinada por la autoridad”, señala el informe.

“Existen omisiones de investigación en lo relativo al propio actuar de autoridades de seguridad tanto en las fallas de la atención de la emergencia, como en omisiones para proveer o disponer de material de video vigilancia que abonara en la investigación de elementos claves de identificación de los supuestos responsables, cateos e identificación de números telefónicos claves”, añade.

Derivado de lo analizado, el consejero Jorge Morales está pidiendo a la CEAPP que realice una revisión exhaustiva del caso Moisés Sánchez Cerezo, a fin de emitir una opinión institucional como órgano constitucional autónomo sobre el actuar de las autoridades en el ámbito de la seguridad pública y la procuración de justicia.

LA Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas de Veracruz (CEAPP) deberá hacer publica este análisis y hacer un exhorto a las autoridades a encontrar a los verdaderos asesinos del periodista Moisés Sánchez.

(Con información de Sin Embargo)

00
Compartir