Gobierno de México vuelve a comprar medicamentos a la antigüita

En medio de acusaciones por desabasto de medicamentos, principalmente para tratar el cáncer infantil y ante el retraso en la compra a través de la ONU, en los últimos 30 días el Gobierno federal ha iniciado 892 procesos de licitación para comprar fármacos.

A pesar de que el suministro supuestamente estaría garantizado este año a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios y Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) diversas dependencias federales aceleraron la compra de medicinas de forma autónoma.

De acuerdo con el último corte de la Secretaría de Salud, del pasado fin de semana, la oficina dependiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha entregado 100 millones de unidades de medicamentos y material de curación a las instituciones de Salud federal.

Sin embargo, esa cantidad sólo representa 5% de lo comprometido por ese organismo internacional, que son al menos 2 mil millones de piezas durante este año.

Ante la falla en el plan de compra del Gobierno federal, en la plataforma de Compranet, solo este lunes y martes, se publicaron 58 concursos para compra de insumos médicos.

Además, de acuerdo con una revisión de 24 HORAS, en los últimos 30 días son al menos 892 anuncios de concursos para buscar fármacos por parte del IMSS, ISSSTE, Secretaría de la Defensa Nacional, Marina y hospitales.

A casi un año de la firma del convenio con la ONU, se ha fallado en el principal objetivo de abatir el desabasto en las instituciones de salud pública.

“Vamos a obtener medicinas de buena calidad a bajos precios, y sin corrupción. Vamos a resolver el problema del abasto de medicamentos”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la firma de dicho instrumento el 31 de julio de 2020.

El Colectivo Cero Desabasto documentó que en 2020 y lo que va de este año van al menos 16 millones de casos de recetas no surtidas en su totalidad, lo cual impacta en insumos necesarios para la epilepsia, cáncer, hipertensión, salud mental, insuficiencia renal y diabetes.

Los movimientos más visibles son de los padres de niños con cáncer, quienes apenas la semana pasada bloquearon los accesos al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para exigir protestar por la falta de tratamientos.

Por otra parte, el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell –en el programa Chamuco TV– destacó que desde iniciada la administración de la llamada cuarta transformación, un grupo de 20 padres han realizado protestas por la supuesta falta de medicamentos y dijo que no era de la magnitud que se acusaba.

A su vez, el Presidente, hace unos días, reconoció que surtir de medicamentos a los hospitales “ha sido muy difícil”. Y desde el inicio de su Gobierno mantiene un enfrentamiento con las principales farmacéuticas nacionales, que en sexenios anteriores se encargaban del suministro, y ahora las ha calificado de monopólicas y corruptas.

Con la bandera del combate a la corrupción en el sector, se impulsaron modificaciones a la Ley de Adquisiciones, con lo cual se dotó de mecanismos de excepción para facilitar la compra de medicinas en el extranjero.

Además, se anunció que el Gobierno dejaría de pagar a particulares para la distribución de medicinas, por lo que crearía una empresa, dependiente del Estado para ese fin.

Hasta ahora, se desconoce cuánto ha costado el transporte de las medicinas, pues el convenio de la UNOPS no lo incluye y el dato disponible es que el organismo internacional a medio año, sólo ha surtido 5% del total de unidades comprometidas para 2021.

Bajo ese escenario, el Gobierno federal prácticamente regresó al método anterior de adquisición de medicinas, lo cual significa que las delegaciones del IMSS, ISSSTE, así como otras dependencias publicarán sus licitaciones por separado, tan sólo en el último mes van casi 900 procedimientos.

Por ejemplo, el Instituto Nacional de Pediatría tiene el procedimiento abierto numerado con 2293271, para la compra por adjudicación directa de 334 envases de daunorubicina, 40 de dacarbazina y 55 de bleomicina, los cuales se utilizan para el tratamiento de diversos tipos de cáncer.

Por adjudicación directa, el Hospital Infantil de México publicó el procedimiento de contratación 2293308 para la compra de tracolimus, fármaco utilizado para enfermedades de la piel.

A su vez, el ISSSTE tiene un procedimiento abierto, mediante licitación internacional bajo cobertura de tratados, en la cual cinco farmacéuticas ofertaron 257.4 millones de pesos por al menos 542 mil piezas de medicamentos.

 

 

 

 

Con información de 24 Horas

00
Compartir