Gobierno los engañó; quien trabaje para él, sabe a lo que se expone: CCE

A 10 meses de que concluya la administración estatal, existe un claro temor de la iniciativa privada por quedarse sin poder cobrar las facturas por los servicios y obras hechas al gobierno estatal, resaltó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Xalapa, Juan Carlos Stivalet Collinot.

Criticó que fueron engañados el año pasado, cuando se hizo la promesa que el 30 de diciembre les saldarían toda la deuda, pero apenas se hizo un abono de 10 por ciento, por lo cual un gran número de empresarios han dejado de surtir a las dependencias estatales.

“No queremos que esta deuda se herede a la siguiente administración, porque suelen haber casos donde no respetan todos los montos y entonces terminamos perdiendo”. Detalló que durante diciembre el gobierno depositó 150 millones de pesos de los mil 500 millones de pesos que les debe en total a las distintas cámaras y asociaciones empresariales de la zona.

De acuerdo con el empresario, la promesa de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) es que antes del mes de septiembre de este 2016 se va a terminar de pagar el adeudo, pues de lo contrario sería un pendiente heredado al próximo gobernador, “pero así como nos han engañado en otras ocasiones, lo pueden volver a hacer.

“El gobierno del estado tiene que ir cerrando el pago en septiembre y por eso buscamos acelerar el proceso de cobro para que cerrando la administración ya haya concluido el pago a los empresarios. No nos han dado fecha, pero esperemos que haya voluntad”, expresó.

Stivalet Collinot aseguró que sea quien sea el próximo gobernador, si hay adeudos pendientes con los empresarios tendrá que responder con el pago, pues han perdido la confianza a la saliente administración estatal.

“El compromiso es institucional porque no se le vendió a la persona sino al gobierno del estado, pero la idea es que se salde y si no pues se debe pagar en el siguiente gobierno”, expuso el presidente del CCE en Xalapa.

Indicó que de momento cada empresario decide si le sigue dando servicios al gobierno “de fiado”, pero que si es así ya saben a lo que se exponen y no cuentan con el respaldo de las organizaciones empresariales para generar más deudas con el sector.

La Jornada Veracruz

00
Compartir