Gobiernos de Javier Duarte, Eruviel y Padrés son líderes 2015… en delitos electorales

Veracruz, Sonora y el Estado de México son las tres entidades del país en donde se han registrado la mayor cantidad de denuncias de ciudadanos y partidos, y por las que se abrieron averiguaciones previas para constatar la comisión de delitos electorales durante los primeros 25 días de las campañas políticas, de acuerdo con los datos que hasta ahora ha liberado la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE).

En abril pasado, la FEPADE inició 80 averiguaciones previas por actos que podrían constituirse en delitos electorales, y las entidades antes mencionadas concentran el mayor número: Veracruz con 23, Sonora con 11 y Estado de México con 11.

Para Pablo Gómez Álvarez, representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) ante el Instituto Nacional Electoral (INE), no es coincidencia el que entidades como Veracruz o el Estado de México aparezcan como las campeonas en el número de averiguaciones previas por delitos electorales.

Para quien fuera Senador y Diputado federal la explicación es que ambas entidades están gobernadas por “delincuentes electorales” y que la institución encargada de fungir como Ministerio Público ante la comisión de delitos electorales “simplemente no existe”. “Es una dependencia virtual”, por lo que hay completa impunidad para quienes violan la ley, añadió.

“El Gobernador [Eruviel Ávila Villegas, del Estado de México] se dedica a cometer transgresiones a las leyes todos los días. Él paga gacetillas, los periódicos, lo que está prohibido cuando se trata de la publicación para mejorar la imagen de los gobernantes. Pero en periodo electoral, eso es un delito”, afirmó Gómez Álvarez en entrevista para SinEmbargo.

“En Veracruz hay otro delincuente electoral. El Gobernador [Javier Duarte de Ochoa] es otro que todos los días comete algún delito, es una cosa compulsiva, por eso es natural que haya más averiguaciones previas”, destacó el político, quien hace aproximadamente 15 años interpuso una denuncia por el caso que se conoció como “Los Amigos de Fox”.

Es inevitable no tener en mente que recientemente se colocaron 480 espectaculares “verdes” y “rojos” a lo largo de las principales y más transitadas vialidades de entrada al Estado de México, en lo que sería otro intento por darle vuelta a la legislación electoral.

Se trata de una campaña publicitaria en donde los anuncios con cromática similares a las del PRI y PVEM contienen frases como “El Verde es prosperidad”, aunque no tienen logotipos de algún partido político.

Para el ahora representante del PRD ante el INE, la situación se agrava porque no existe autoridad electoral o judicial que pretenda poner alto a los delitos electorales, principalmente a las tropelías que comenten tanto mandatarios estatales como partidos políticos.

Pablo Gómez destacó que la Fepade es una institución que nunca ha tenido materialidad, es meramente virtual, porque nunca ha actuado para consignar a los cerebros de la delincuencia electoral.

“Averiguaciones previas ha habido muchas, miles, pero ejercicio de la acción penal, ¿cuándo? Han agarrado a dos o tres falsificadores de credenciales y cositas así, pero nada más”, dijo el perredista Pablo Gómez.

Los presuntos delitos electorales son en su mayoría relacionados con la participación en acciones para alterar el Registro Federal de Electores o expedir credenciales para votar con fotografía de forma ilícita, materiales que posiblemente fueron utilizados en la comisión de fraudes o delitos.

La mayoría de las personas denunciadas pertenecen a algún partido político. Según datos de la FEPADE, en abril de este año el Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue el instituto político con mayor número de inculpados en averiguaciones previas. Le siguen el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Acción Nacional (PAN).

Del total de averiguaciones previas que la FEPADE tenía acumuladas, durante el mes de abril pudo ejercer acción penal contra 137 personas ante jueces federales, siendo nuevamente el Estado de México y Veracruz las entidades con el mayor número de consignaciones, con 53 y 44, respectivamente.

De acuerdo con la estadística de la institución muy pocas denuncias son presentadas por la ciudadanía en general, pues la mayor parte de ellas la realizan las autoridades electorales o los propios partidos políticos.

Al respecto, la FEPADE reportó que del 1 de enero al 7 de mayo de este año ha atendido a un total de mil 188 ciudadanos a través de las herramientas FEPADETEL y FEPADENET.

De todas esas intervenciones ciudadanas, sólo una dio origen a una averiguación previa, cinco más corresponden al tema de queja ciudadana, en 820 casos se brindó orientación y 457 se canalizaron a la Dirección General de Averiguaciones Previas de la Fiscalía.

DENUNCIAS DE PARTIDOS

Según los registros de la Fepade de abril pasado, el PAN es el partido que presenta mayor número de denuncias que se convierten en averiguaciones previas, mientras que el PRD es el que presenta más denuncias que se transforman en actas circunstanciadas.

Durante el presente proceso electoral, Acción Nacional ha interpuesto denuncias penales ante la Procuraduría General de la República (PGR), denuncias administrativas ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) y denuncias ante la Unidad de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE).

Los casos abundan de región en región. En el norte, el presidente del Comité Directivo Estatal del PAN en Baja California denunció ante el INE y la PGR el hallazgo de boletas falsas tiradas en medio de una calle y dentro de una casa abandonada en la ciudad de Mexicali, Baja California, marcadas con votos a favor del PAN.

El blanquiazul se deslindó de la impresión de estas boletas falsas y acusó a sus adversarios políticos de “sembrar” este material apócrifo para intentar desestabilizar el proceso electoral en Baja California y en Sonora.

“En el 2007 lo mismo fue acontecido, se aventaron boletas falsas electorales, también en el proceso electoral; en el 2013 hicieron lo mismo y hoy están haciendo lo mismo en el 2015. No es más que un viejo truco, una vieja treta para intentar inhibir el voto”, afirmó José Luis Ovando, jefe estatal del PAN de Baja California.

Por otra parte, el PAN en el Distrito Federal puso a disposición de la ciudadanía el número telefónico 5242 0600 para que los capitalinos denuncien presuntos delitos electorales –como los intentos por comprar el voto–, ante los focos rojos que se han abierto en delegaciones como Miguel Hidalgo, Cuajimalpa, Coyoacán o Tlalpan.

(Con información de Sin Embargo)

00
Compartir