Gubernatura, pan comido pa’PRI

•Gran riesgo para los Yunes azules
•Yunes Linares sería descarrilado

I

Según el politólogo Carlos Ronzón Verónica, si el PAN de los Yunes azules pierde la candidatura a diputado federal por el distrito de Boca del Río con Francisco Gutiérrez y de Veracruz urbano con Gabriela Ramírez Ramos, entonces, perderán fuerza política y social.

Por tanto, el CDE del PAN y también el CEN los dejará fuera de las grandes jugadas.

Todavía peor: si tal fuera, entonces, el llamado patriarca de los Yunes azules será descarrilado en automático de cara a la candidatura panista a gobernador de Veracruz el año entrante.

Y, por añadidura, otros aspirantes y suspirantes se posicionarían más, mucho más, entre ellos, el diputado federal, Juan Bueno Torio, y hasta Víctor Serralde Martínez, el dueño del CEN del PAN, con Pepe Mancha de presidente, más 45 de los cien consejeros políticos, más el 60 por ciento de los comités municipales.

Cierto, por ahora, la secretaría de Gobernación a través de sus encuestas da como un hecho que Boca del Río está perdido para el PRI con candidata megalómana, en tanto Veracruz puerto quedaría en manos del tricolor, y más, porque todo indica que la candidata azul ninguna perspectiva tenía como se perfilaba Julen Rementería.

Pero, bueno, estamos a seis días de que la gran encuesta en las urnas revele la preferencia ciudadana, con todo y que según la expectativa sólo votarán cuatro de cada 10 personas en edad de sufragar.

II

En la lógica política del maestro Ronzón, Fidel Herrera, el coordinador general de la campaña de la candidata del PVEM, amarró todos los hilos para garantizar el triunfo, al grado de que ante cualquier eventualidad nombró a Reynaldo Escobar Pérez, el gran abogado del Golfo de México, como representante del PRI ante el INE boqueño, pues si en las urnas pierde la perdona/vidas Carolina Gudiño podría imponerse en el tribunal.

Tal cual sucedió, por ejemplo, cuando fue derrotada en la contienda municipal por la alcaldía y cuando hacia medianoche le informaron que había perdido enloqueció tanto que casi desbarata su casa en un berrinche extraordinario.

Luego, hacia la madrugada se produjo el milagro, cuando Ranulfo Márquez y Zeferino Tejeda Uscanga, entonces el par de operadores fidelistas, doblaron por completo al panista Julio Saldaña Morán y la historia se escribió por el otro lado.

Por eso, la designación de Escobar Pérez, para alistar el camino jurídico pues todo indica que las partes se irán a los tribunales.

III

Unos días antes de iniciada la campaña electoral que el próximo miércoles concluirá, se daba como un hecho el triunfo del PAN en Boca del Río, dice Ronzón.

Pero ahora, mínimo, la duda está clavada, pues como nunca se ha dado la mayor cooptación económica de la clientela electoral, además de que todos los actores sociales y económicos han sido planchados por el mismo fogoso.

Desde el bajo y sospechoso activismo de Francisco Gutiérrez en su jornada hasta el trabajo del topo y esquirol, Julio Saldaña Morán.

Y desde el sospechosismo de Julen Rementería al declinar la candidatura, pues era el favorito en la encuesta hasta el senador Héctor Yunes levantando la mano a la señora Gudiño sólo porque Fidel Herrera se lo pidió luego de que en el año 2010 lo estafó por completo.

Ya se verá si los 60 mil agentes electorales que los Yunes azules tienen en Boca del Río serán suficientes para ganar en las urnas, y más si se considera que el 45 por ciento de la población electoral está en Boca, mientras en las colonias proletarias del puerto jarocho el 55 por ciento.

IV

Y es que, además, la elite priista en el poder sexenal alardea ya de que el PRI arrebatará la curul federal a los Yunes azules en su propio feudo y parcela, como si fuera la victoria más importante en todo el país.

Así, la derrota de Miguel Ángel Yunes Linares será el triunfo de todos los Fideles y todos los Duartes y todos los Ferrari y todos los Buganza y todos los sumos pontífices del partido tricolor en Veracruz.

Y es que según ellos, si los Yunes azules pierden el par de distritos, entonces, será descarrilado en automático, y por tanto, la candidatura a la gubernatura será pan comido.

Las horas siguen caminando…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir