Guerra Sucia en Ciernes

ESCENARIOS

Por Francisco Blanco Calderón

En este curioso periodo de intercampañas, ya por fenecer, por cierto, han sucedido sutilezas, mañas, guerras sucias, declaraciones inverosímiles, exposición de instituciones al servicio de intereses electorales, todo, entre dos partidos en amasiato, incestuosos insisto, desde 1988, el PAN y el PRI, o al revés ya que son lo mismo. Excesos en los medios de comunicación en acusaciones mutuas que jamás aterrizan en el terreno de la justicia. Para Ricardo Anaya menciones delictuosas sobre la Fundación que opera bajo su responsabilidad, al igual que sospechosas de lavado de dinero involucrando a más de cuatro países. Para José Antonio Meade las autorías de FOBAPROA y los gasolinazos, con el desastroso antecedente de compra de votos en el Estado de México en el 2017, las desviaciones multimillonarias de la SEDESOL y SEDATU, a cargo de Rosario Robles (cómplice de los vídeos del 2006) evidencias de hacerse de la vista gorda, evasiva y alcahueta de la Secretaría de Hacienda bajo la dupla:  Videgaray-Meade.

Corrupto, corrupto se gritan uno a otro en espacios noticiosos de radio y TV, amplificadas en columnas periodísticas de sus voceros amaestrados. Lucha de intereses, pugna de complicidades en una fantasiosa etapa, para posicionarse en el segundo lugar del pódium electoral. Cuando las tendencias de las encuestas nacionales los alejan de la posibilidad competitiva con el puntero, cada día más consolidado: Paneline de Mitofsky a febrero 18, coloca a AMLO con 49.5 de las preferencias, a Meade con 18.9 y Anaya con 18.1, y la Margarita de Calderón con 2.3. El Financiero, del 22 de marzo, ubica a AMLO con 42 por ciento, Meade con 24 y Anaya con 23, la señora de Calderón con siete. Massive Caller AMLO con 33.51, Anaya 24.46, Meade 13.9 y la hermana de Hildebrando y prima de la dueña de la guardería ABC, subiendo ahora con 9.4. Este sábado Jaime Nuñez, del Grupo Formula, presenta conglomerados de casas encuestadoras, Bloomberg, El País, Gabinete que coinciden en la tendencia de más de 40 puntos para MORENA contra diez y ocho puntos para Meade y Anaya.

Curiosamente, la “jauría de la mafia del poder” encabezada por el ultra reaccionario Carlos Marín y los analistas “a modo”, articulistas de Milenio: Héctor Aguilar Camín, Carlos Puig, Juan Pablo Becerra Acosta y Azucena Uresti. Solo de  Reforma, Jesús Silva Herzog, durante casi dos horas, en directo por Milenio TV, entrevistaron a Andrés Manuel López Obrador, quién mesurado, sonriente, dio respuesta concreta de posibles acciones si, por fin le permiten lograr  la presidencia en el primero de julio: las reformas energética y educativa, el nuevo aeropuerto, la incorporación de los jóvenes a la educación y al empleo, la reducción del 30 al 50 por ciento de la violencia e inseguridad en México, el crecimiento económico, por fin,  a tasas mayores al cuatro por ciento como en la época de oro del desarrollo estabilizador.  Mientras que los gobiernos neoliberales, de Salinas hasta Peña Nieto, no han alcanzado a hacer crecer a México más del 2 por ciento, en promedio, en estos periodos del PRI-PAN.

AMLO dio respuesta puntual como un auténtico estadista, profundo conocedor de la realidad nacional ante los embates, como misiles teledirigidos, con el propósito de hacerlo estallar, enloquecer para lograr reducir la amplia ventaja en las encuestadoras nacionales.

Las reacciones de inmediato no se hicieron esperar, Peña Nieto y Ruiz Esparza, defendiendo sus intereses. El riesgo, ahora, es que después del miércoles de ceniza, será sin duda de guerra sucia sin piedad.

Por ello, una serie de destacados intelectuales, académicos, Universidades progresistas, analistas  políticos de México, Estados Unidos, América Latina y Europa, anunciaron la creación de la “Red Universitaria y Ciudadana por la Democracia” (RUCD) llamó “a denunciar de forma rigurosa frente a las autoridades electorales nacionales, organismos internacionales y medios de comunicación las violaciones a la normatividad y otras irregularidades que se cometan durante el proceso electoral, así como la articulación de las diversas iniciativas ciudadanas a favor de la celebración de elecciones libres y transparentes”,  ya ha recibido el apoyo de más de 77 universidades, 12 organizaciones civiles y 170 firmantes de diversos países, entre los que se encuentran Noam Chomsky, Immanuel Wallerstein, Boaventura de SouSa Santos, Roberto Gargarella, Elena Poniatowska, Alejandro Solalinde, el padre Miguel Concha, Diego Osorno y por Veracruz el investigador de la UV,  Martín Aguilar, entre los muchos, muchos especialistas de la academia, el periodismo, la literatura, la religión, y el pensamiento liberal.

Que este periodo de descanso, reflexión, fortalecimiento de la fe y hasta de pasiones terrenales logren convencerse en participar este primero de julio.

YA VAN CINCO EN VERACRUZ

En este Veracruz convulsionado entre la inseguridad, pobreza y debacle económica. Son ya cinco periodistas asesinados, en casi quince meses de gestión infructuosa de la alternancia. 5 de 24 en la entidad, en dos sexenios priistas y el periodo bianual. Con esta tendencia, si se cumple el deseo monárquico de ocho años, se rebasaría a la mancuerna de la fidelidad-duartista con creces.

Periodistas en funciones del periodismo que denuncia las tropelías de autoridades, fuerzas de seguridad y crimen organizado que, junto a los dueños locales del poder económico, que ven afectados sus intereses. Periodismo crítico, mal pagado por los dueños de medios de radiodifusoras, periódicos y sitios digitales. Periodistas, que en algunos casos tendrán que “completar el gasto” con pequeñas empresas, comercios o transporte público. Que el gobernante en turno, el de la alternancia fallida, declara que son exagerados los casos de periodistas asesinados. (Imagen) o que “algunos eran delincuentes” (Al Calor Político).

Delincuentes porque uno era taxista o este último tenía un puesto de tacos, sin reconocer que la verdadera delincuencia saquea instituciones públicas, desvía recursos del Estado a procesos electorales, o autorizan a empresas trasnacionales en la privatización del agua, extracción de oro, explotación del subsuelo para sacar gas shale, abultamiento en nominas oficiales de coyotes electorales o chayotear a la prensa sumisa.

Organizaciones nacionales e internacionales en derechos humanos, la iglesia católica, la actual Embajadora de Estados Unidos, y la sociedad entera reclaman justicia. Ocho años de más de lo mismo o el arribo del cambio verdadero. Veracruz lo merece.

00
Compartir