Hacienda pide 62 mil millones menos para Pemex en 2016, un empujón más a la bancarrota

Ciudad de México

El Gobierno federal propuso ayer a la Cámara de Diputados disminuir en 13.01 por ciento el presupuesto de Petróleos Mexicanos (Pemex) para 2016 en su propuesta de Egresos de la Federación para el próximo año. En medio de una contingencia económica global, planteó una ejercicio más austero de la administración pública y una despetrolización de las finanzas públicas.

Pemex recibirá el próximo año –si se aprueba la propuesta– 478.3 mil millones de pesos, cuando en 2015 se le asignaron 540.5 mil millones. La mayor empresa de los mexicanos vive en este momento su peor crisis desde que fue conformada en 1938. La caída de los petroprecios internacionales, la disminución en la producción de hidrocarburos, una acumulación de pasivos laborales y su virtual salida de los próximos negocios del sector con la llegada de competidores privados, sumada a la disminución que propone la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la pone más cerca aún de su bancarrota.

Sólo en el primer semestre de 2015, los ingresos petroleros descendieron en 38.3 por ciento anual respecto al año anterior y se ubicaron en 381 mil 880 millones de pesos. El mayor riesgo de las finanzas de Pemex está en el pasivo laboral de sus trabajadores que asciende a 1 billón 474 millones 8 mil 528 pesos, es decir el 8.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, de acuerdo con datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Pemex pagó, además, 39 millones 834 mil 899 pesos por concepto de nómina a jubilados, pensionados y primas de antigüedad del Fondo Laboral (Folape). Por lo que, de continuar con ese ritmo, la deuda actual se terminaría de pagar hasta el año 2108, aseguró la ASF.

En este contexto, México enfrenta una caída de los precios petroleros cuyo promedio se cotizó en 53.95 dólares por barril en el segundo semestre de este año, tras haber alcanzado un valor mínimo de 33.71 dólares en agosto, mientras que llegó a cotizarse en este mismo año en 97.09 dólares.

El Gobierno federal destacó en su proyecto de Presupuesto que, entre noviembre de 2014 y agosto de 2015, el precio de la mezcla de crudo mexicano cayó 45.5 por ciento. De diciembre de 2014 a julio de 2015, la plataforma de producción de petróleo promedió 2 mil 276 miles de barriles diarios (mbd), 126 mbd menos que lo presupuestado, lo que se tradujo en una caída de los ingresos petroleros, sin considerar los beneficios asociados a la cobertura petrolera, equivalente a 2.1 por ciento del PIB.

Para 2016, los principales analistas y organismos internacionales anticipan que el crecimiento económico mundial presente una aceleración moderada y en lo que respecta a Estados Unidos una aceleración de mayor magnitud. En este panorama se prevé que México registrará un mayor dinamismo en las exportaciones no petroleras y en los servicios relacionados con el comercio exterior.

Al respecto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público estimó en el Presupuesto de Egresos que el país crecerá entre 2.6 y 3.6 por ciento en 2016. Mientras la inflación se prevé en 3 por ciento, se espera que el déficit será de 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), sin contar con la inversión de Pemex.

El precio del petróleo se planteó en 50 dólares, en tanto que el tipo de cambio se pronosticó en 15.90 pesos por dólar. Sin embargo, estas cotizaciones cerraron ayer muy distantes a los estimados por la SHCP para 2016: 40.30 dólares por barril para el primer rubro y en 17.20 pesos para el billete verde.

Así, el Gobierno federal plantea que los niveles de precios anteriores implican una presión importante para las finanzas públicas en 2016, ya que se estima ingresos petroleros equivalentes a 4.5 por ciento del PIB, nivel que representa una caída en términos reales de 30 por ciento respecto al Presupuesto 2015.

LA BASE CERO Y LOS AJUSTES PRESUPUESTARIOS

La SHCP echó mano de una metodología inédita para conformar el Presupuesto de Egresos e Ingresos 2016: la Base Cero, que hace énfasis en los rubros que al Gobierno federal considera prioritarios.

Sin embargo, ante el balance de riesgos del entorno externo que se ha deteriorado y en el caso de que persista la tendencia de apreciación del dólar y los bajos precios de los energéticos sigan desincentivando, el Gobierno federal enfrenta un panorama complejo.

Desde ese punto de partida, la SCHP planteó para el próximo año una reducción de 3 por ciento en términos reales, es decir, 9.4 mil millones de pesos. En contraparte, el documento señala que la disminución del presupuesto de ramos como salud, educación y ciencia y tecnología, fue de 1.3 por ciento en términos reales y para Gobernación, Defensa Nacional, Marina y Procuraduría General de la República se planteó un decremento de 0.2 por ciento.

Respecto a los gastos de operación de los ramos administrativos se presentó una reducción de 23.7 mil millones de pesos.

Sobre el gasto en inversión, el Gobierno federal propone una inversión física de 690.8 mil millones de pesos y para las entidades de control un presupuesto de 5.6 mil millones de pesos. Se tienen contemplados 11 nuevos proyectos de infraestructura de largo plazo, con un montón de 55 mil millones de pesos, además de ocho proyectos que se desarrollarán bajo el modelo de Asociaciones Público-Privadas, que serán cinco para el sector salud y tres para comunicaciones y transportes, con un gasto de inversión de 11.5 mil millones de pesos, que por el modelo elegido, iría a cargo del sector privado.

Para las nuevas Empresas Productivas del Estado, Pemex y la CFE, se plantean inversiones por 293.1 mil millones de pesos y 36.7 mil millones de pesos, respectivamente.

Como parte de la línea de acción México en Paz se contempla la asignación de 788.7 millones de pesos para la implementación de una nueva reforma al Sistema de Justicia Penal. Según el documento, 713.1 millones de pesos corresponderían a subsidios destinados a las entidades federativas; 16.8 mil millones de pesos para la investigación y persecución de los delitos del orden federal.

La PGR asignaría 2 mil millones de pesos para los ilícitos de la delincuencia organizada; 72.3 mil millones de pesos para la Secretaría de la Defensa Nacional y 27.4 mil millones de pesos para la Secretaría de Marina; 177.3 mil millones de pesos para la función de Seguridad Nacional, Justicia y Asuntos de Orden interno; 2 mil millones de pesos para los programas y proyectos dirigidos a la población joven para mitigar los factores y causas de la violencia y la delincuencia; 26 mil millones de pesos para la Policía Federal, y 14.9 mil millones de pesos para los fondos y subsidios para Seguridad Pública y prevención del delito en la entidades federativas.

Para el plan México Incluyente, se asignan a Prospera, 46.3 mil millones de pesos, 7 mil millones más que lo que recibió en 2015.

Al Sector Salud se le plantea una asignación del gasto público por 524.6 mil millones de pesos, además de los 75.5 mil millones de pesos que podría recibir únicamente el programa de Seguro Popular. Mientras que para el Programa de Pensión para Adultos Mayores, se prevé un presupuesto de 39.5 mil millones de pesos, para 2016.

Respecto a educación, el Ejecutivo federal presupuestó un monto de 709.7 mil millones de pesos. Para Escuelas de Tiempo Completo se asignaron 10.6 millones de pesos para 23 mil escuelas de todo el país y para el Programa de Nacional de Inglés se estimaron 789 millones de pesos.

En el caso de educación media superior los recursos propuestos son de 83.7 mil millones de pesos .

Para las universidades públicas, federales, estatales, tecnológicas, politécnicas e institutos tecnológicos el monto presupuestario es de 115.5 mil millones de pesos.

De acuerdo con el proyecto de la Federación, el presupuesto del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología es 9.1 mil millones de pesos que se distribuirá en 56 mil becarios.

En cultura, se prevé destinar un monto de 14 mil millones de pesos al Programa Especial de Cultura y Arte 2014-2018.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2016 se considera destinar recursos para el financiamiento dirigido al sector rural por un monto de 1.6 mil millones de pesos, que se canalizará a través de Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, el Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural (FOCIR), y el Fondo Especial de Asistencia Técnica y Garantía para Créditos Agropecuarios (FEGA) integrante del Sistema de Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA).

Por su parte, se prevé que el Programa de Apoyos a Pequeños Productores tenga un monto de 3.3 mil millones de pesos, mientras que para el Programa de Fomento a la Agricultura se le asignarán 21.5 mil millones de pesos.

En el rubro de comunicación y transporte, el Programa Carretero tendría un monto de 43.6 mil millones de pesos en el 2016 para ampliar la cobertura, calidad y seguridad de los caminos, dice el documento, en tanto que el transporte ferroviario tendría 19.9 mil millones de pesos.

En los Ramos Administrativos para el ejercicio fiscal 2016 se proyecta que para dicho fin de destinen 1,100 mil millones de pesos.

(Con información de Sin Embargo)

00
Compartir