Haciendo de la Memoria Histórica un ejercicio cotidiano. III

SOBRE LA MESA

Por: Laura Cevallos

(Periodo: Tecnocracia y Neoliberalismo)

La llegada de Carlos Salinas de Gortari, de manera ilegítima, se caracterizó por la implantación del neoliberalismo, del que hemos escuchado tanto, que no es otra cosa que una visión renovada del liberalismo económico del “laissez faire, laissez passer” donde el gobierno permitía que todos hicieran, en resumidas cuentas, lo que quisieran, siempre que estuvieran en actitud de “compartir las ganancias” de esos negocios con los funcionarios y/o servidores que abrieran las puertas de la abundancia. Con este modelo, el desmantelamiento del Estado fue ya inequívoco: se terminó de privatizar la banca; se descarriló la industria ferroviaria que era la fuente de transporte para mercancías y personas más rentable; se venezolizó el peso, quitándole los tres ceros, para mayor comodidad del usuario y que se facilitara escribir cantidades; se firmó un tratado de libre comercio (TLC/NAFTA) con Canadá y Estados Unidos, que lejos de ayudar a la economía mexicana, causó una fractura inconmensurable por la llegada de las industrias maquiladoras y la expulsión de millones de campesinos del campo a las ciudades, y peor aún, a los campos estadounidenses, muchos en calidad de ilegales; otros que fueron atrapados por las redes del narco que los obligaron a convertirse en agricultores de sus estupefacientes. Otro acto de arrebato a la nación, fue la privatización y venta de Teléfonos de México. Además de la privatización de la señal televisiva que era propiedad del Estado, por medio de Imevisión y concedida graciosamente a Ricardo Salinas Pliego, quien fundó tv-azteca; se desincorporaron más de 6.6 millones de hectáreas de reservas mineras (98% de las reservas mineras federales) para concesionarlas a grupos como Bailleres, Grupo México o Carso.

Este sexenio fue escenario de algunos crímenes de alto impacto, como el asesinato del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, por supuestamente haber sido confundido con el Chapo Guzmán, aunque hay versiones que señalan que era la forma en que lo silenciaron por ser un férreo denunciante de la corrupción e impunidad con que se manejaban grupos delincuenciales y políticos-policías de Jalisco. Sobrevino el alzamiento del EZLN, que se apaciguó por un tratado en el que el gobierno se comprometía a implementar una serie de reformas que darían reconocimiento a las necesidades de los pueblos indígenas de Chiapas.

En la recta final del sexenio, el entonces candidato del PRI a suceder a Salinas, fue asesinado en Lomas Taurinas, Tijuana, por un supuesto asesino solitario, aunque la versión más aceptada es la que tiene al propio partido como fragua de semejante atrocidad, por haber sido Colosio un candidato “incómodo”; también se incrementó el número de secuestros a empresarios y casos de corrupción con miembros del gobierno, de alto nivel. A finales del sexenio, ocurrió el asesinato del excuñado del presidente, José Francisco Ruiz Massieu, quien era del ala renovadora del partido, dejando claro que esa renovación no era bien recibida por la vieja guardia.

El cambio de sexenio, a cargo de Ernesto Zedillo Ponce de León, inició con un error en diciembre de 1994, lo que significó una devaluación del 60% del peso ante el dólar; con el alzamiento de los zapatistas en Chiapas y, a mediados del primer año de gobierno, la primera de las represiones del zedillismo. En la comunidad de Aguas Blancas, Guerrrero, fuerzas policiales emboscaron y asesinaron a 17 campesinos e hirieron a 21 personas más; en Acteal, Chiapas, 45 indígenas de San Pedro Chenalhó fueron asesinados por grupos paramilitares que querían establecerse como gobierno. En materia económica, México vio el desmantelamiento de la industria ferroviaria, el endeudamiento del rescate carretero y el infame fobaproa, que es nada más y nada menos que el traslado de la deuda de los banqueros hacia los ciudadanos y que nos endeudó por generaciones sin siquiera haber gozado de los beneficios que los banqueros sí disfrutan.

 

00
Compartir