¡Hay toro!

MOLE DE GENTE

Por Virginia Durán Campollo

Es el grito bravío del macho, prepotente, soberbio, vale madres, autoritario que impone su ley. Arropado por los misóginos, en su mayoría, diputados de MORENA y por su compadre el presidente se alza altivo, desafiante ante la ciudadanía, que reclama sea juzgado por violador. El Legislativo y Judicial rendidos ante el ejecutivo hace mutis. Callan y otorgan. Félix Salgado Macedonio, retiene su candidatura a gobernador por Guerrero. Se siente un gran luchador, que ante las embestidas marca su territorio. ¡Que caray!, es hombre entre los hombres y muy macho, probado, calado. Las mujeres se usan y desechan, cuando se antojan. Son seres inferiores. Culpables porque se visten provocativas. Coquetas descaradas, que se ofrecen sin recato. Que se les ven las ganas de tener sexo desenfrenado, en todas sus modalidades. Estas perras calientes, ardientes y pues bueno “uno es hombre”. ¡Hay toro! Bufa embravecido, el violador, depredador, golpeador que sometió a las mujeres, a la más grande vileza humana: la violación. Esa que deja grandes traumas en las victimas, difícil de superar y les lleva a la drogadicción, alcoholismo y suicidio. El victimario impune, se enorgullece con sus secuaces de sus acciones, las disfruta, presume. Es una historia tan conocida, perturbadora y siempre actual, que lastima el alma su incidencia.

*** AMLO el Macho Alfa se indigna, pero con las mujeres y enjuicia: “el feminismo es una simulación”, él que es el gran simulador. Que ha desaparecido los fondos monetarios, destinados a las causas de las mujeres y niños. Que cultiva a los ancianos y jóvenes, para sus votos. Quien no ve más que sus ambiciones de poder. El gran mitómano, que pregunta a la historiadora su mujer, que es paternalismo. Que evade continuamente, las cosas más delicadas. Quien acostumbra ante la crisis- como los más de dos millones de contagiados y casi 400 mil muertos por Covid- crear distractores llamados, en el conservadurismo, cajas chinas. Lo que hacía muy bien Calderón. Que difícil para las mujeres mexicanas después de tantos años de lucha por su emancipación, ver retroceder peligrosamente los pocos avances al respecto. Miles de horas de estudio, dedicación, investigación de cientos de mujeres valiosas en el tema. Un régimen de machos como Noroña y John Ackerman, el conquistador, que somete a su Malinche- guardando las debidas proporciones- y se impone, quitándole su programa televisivo a una mujer. Este gobierno no tiene madre, hijas, tías, abuelas, madrinas. La figura femenina les gusta, pero en otras modalidades a los que son muy afectos los de la mafia en el poder: las cofradías de las manos caídas según el escritor Rafael Loret de Mola.

*** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.

00
Compartir