Héctor Yunes, en el filo de la navaja, la elite fidelista lo está utilizando

•Un estorbo para el Maximato

PASAMANOS: Héctor Yunes Landa anunció el lunes 8, un día después de los comicios de diputados federales, que en el mes de enero solicitará licencia al Senado para buscar, más todavía, la candidatura priista a gobernador… Pero, al mismo tiempo, con tantos vientos favorables, algunos de los llamados Chamacos de la fidelidad, discípulos de Fidel Herrera, con la victoria en la mano (Érick Lagos, 72 mil votos, y Jorge Carvallo 57 mil 133, y Alberto Silva, 46 mil 491) amanecieron con más ínfulas que nunca, seguros, ciertos, de que primero uno de ellos será nombrado coordinador de la bancada priista de Veracruz en el Congreso de la Unión, y en automático, palomeado para la candidatura a gobernador el año entrante… Mucho se duda pudieran cuajar y quedarán, por tanto, vestidos y alborotados… Entre otras razones, porque con todo, en la tendencia de la encuesta histórica están descarrilados pues se mantienen en el sótano de la preferencia… No obstante, en política nada está escrito y todo, digamos, concediendo el beneficio de la duda, pudiera ocurrir… Por lo pronto un hecho es real: nadie duda de que las últimas semanas han bastado para que Héctor Yunes mude en el candidato visible de Javier Duarte para la sucesión, pensando que es el único que derrotaría en las urnas al panista Miguel Ángel Yunes Linares… Pero, oh paradoja, como dijera aquel sacerdote chino, Héctor en ningún momento garantiza la continuidad del Maximato fidelista en Veracruz, y/o como afirmaba Juan Maldonado Pereda, cuatro veces diputado federal y alcalde jarocho, en política nunca llega el mejor, sino el que más conviene… Y tal cual, Héctor, pudiera, digamos, significar la posibilidad de una derrota ante Yunes Linares; pero, al mismo tiempo, ninguna confianza real y a prueba de bomba despierta y significa para Javier Duarte ni menos, mucho menos, para Fidel Herrera Beltrán, quien ya lo engañó y estafó en el año 2010…

BALAUSTRADAS: Otro hecho, además, está claro, y allá Héctor Yunes si lo ha olvidado: Fidel Herrera es un mago seductor que utiliza a todos, sin excepción… Incluso, si Carolina Gudiño Corro fue derrotada como candidata a diputada federal se interpreta como un acontecimiento que desde el 7 de junio, cuando Reynaldo Escobar solicitó que pararan la masacre electoral en su contra, ya quedó archivado en la vida y en la memoria de Fidel, pues el góber fogoso y gozoso está pensando ya, de tiempo completo, en la candidatura priista a gobernador… Y, por tanto, moviendo su tinglado, calculador como es y ha sido durante su vida desde que así se lo enseñara Luis Echeverría Álvarez… Y, bueno, en todo caso, con Javier Duarte sólo estarían usando a Héctor como un elemento distractor mientras por otro lado lanza sus redes para ver si de pronto, zas, ocurriera el milagro bien planeado de que, digamos, Érick Lagos Hernández, por haber obtenido la más alta votación, se convirtiera en el Mesías tantas veces soñado… Y más, porque el PRI de Javier Duarte quedó con 16 de los 21 distritos electorales, suficientes para negociar y negociar bien con el gabinete político del presidente y en Los Pinos mismos… Y es que Héctor, nunca, jamás, y no obstante que trabajara con Fidel como subsecretario General de Gobierno, se metió al tuétano y la cocina y la recámara del góber fogoso… Otros ya estaban en la fila… Pero, además, integrando un bloque, un muro de Berlín, para que nadie más se colara… Y ellos eran, entre otros, los Érick Lagos, los Carvallos, los Silva y hasta los Mota…

ESCALERAS: Por ningún lado Héctor garantiza la continuidad del reino fidelista…Podrá, incluso, digamos sin aceptar, seguir perfilándose como el candidato oficial a la silla embrujada del palacio, pero si así fuera y ganara en las urnas, en automático sería cooptado y copado desde el secretario General de Gobierno y el secretario de Seguridad Pública hasta el titular de la SIOP y SEFIPLAN, pues los intereses políticos y económicos siempre han estado arriba del interés social… Además, entre Héctor y el gabinete duartista hay cortocircuito… Y entre la gente de Héctor y la gente de Duarte y Fidel, peor tantito… Además, entre la gente hectorizada hay demasiados odios y resentimientos, salvo el caso de Yolanda Gutiérrez Carlín que pudo haber olvidado agravios a cambio de la Secretaría de Protección Civil asegún porque llevaba muchos meses en la banca, como si los ingresos del negocio familiar fueran menos… Tal cual, para el broncudo y peleador callejero Héctor Yunes sería peor caer en la soga de Fidel Herrera que en la de Miguel Ángel Yunes Linares… Y, por tanto, habría de preguntarse si en su caso París bien vale una misa…, que mucho se duda… Es más, desde que Yunes Landa inició su romance con el gobernador, dice el politólogo Carlos Ronzón Verónica, ha perdido demasiado feeling en la encuesta, la preferencia y la simpatía electoral… Por eso mismo, quizá, el senador Pepe Yunes Zorrila fue contundente cuando Héctor anunció su licencia a senador en el mes de enero, 2016, y dijo: “Yo respeto la decisión de Héctor”… Héctor, pues, ya escuchó el cántico de las sirenas que Ulises, camino a Itaca, siempre resistió… Entonces, que en el futuro en ningún momento llore como mujercita lo que nunca, jamás, pudo defender como machito bragado…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir