Hubo venganza política en detención de Flavino Ríos: Alarcón Guevara

El dirigente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Renato Alarcón Guevara, aseguró que la detención del ex gobernador interino Flavino Ríos Alvarado, corresponde a una política de venganza, por lo que consideró que es ilegal.

Dijo que en la entidad se vive en un estado de persecución por parte del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, y lo acusó de utilizar a la Fiscalía General del Estado (FGE), al aparato de seguridad y al Poder Judicial, para sus objetivo de "insaciable venganza" y con la finalidad de enrarecer al clima político de cara a las elecciones.

Señaló en la sede del PRI estatal que la detención del político es un intento desmedido para amedrentar a la oposición, a pesar de que Ríos Alvarado está acusado de abuso de autoridad, encubrimiento y tráfico de influencias por presuntamente haber ayudado a Javier Duarte de Ochoa a huir.

“En Veracruz todos los que disentimos de la manera de pensar del Gobernador vivimos en estado de persecución”, reprochó.

Ante la ausencia de diputados locales, federales y senadores, el dirigente priista consideró que el encarcelamiento se trató de una decisión política que responde a intereses mediáticos.

En el posicionamiento, criticó que la Fiscalía General del estado se haya convertido en una herramienta que sirve trasgredir la ley y exigió que se investigue el actuar del ente autónomo.

Demandó que se preserve el Estado de derecho en Veracruz y que el proceso se lleve con toda las garantías de derechos humanos.

Exigió que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) revisen las garantías jurídicas de Ríos Alvarado.

Además, instó a la Fiscalía para que en las denuncias en la que está involucrada la familia Yunes Linares actúe con la misma celeridad y rapidez.

Avc

00
Compartir