Impunidad en la mayoría de feminicidios y a veces ni se declara como tal, dicen ONG

Poza Rica, Ver.

Organizaciones no gubernamentales y académicas estiman que durante el año pasado se cometieron en la entidad entre 74 y al menos 100 crímenes de odio en contra de mujeres; la mayoría cometidos por alguna persona cercana a la víctima. Gran parte de los casos permanecen en la impunidad y pocos son investigados como feminicidios.

A finales de abril de este año, Teresa P. A. fue secuestrada cuando salía del establecimiento comercial de su familia; una semana después, el día primero de mayo su cuerpo fue encontrado sin vida, abandonado cerca de los accesos al libramiento Bicentenario, en la comunidad de Escolín, municipio de Coatzintla. Su cuerpo, con visibles señas de tortura, fue arrojado a orillas del camino por sus asesinos, los cuales fueron detenidos tres meses más tarde por la Fiscalía General del Estado (FGE) en el municipio de Perote, con lo que anunciaron el esclarecimiento del homicidio.

Alma San Martín, integrante del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios en Veracruz (OCNF), señala que muy pocos casos de feminicidios son investigados como tales por parte de las autoridades, a pesar de que se trata de un delito que priva de la vida a más de cien mujeres anualmente en la entidad y cerca del 85 por ciento de los casos permanecen en la impunidad.

Durante 2014, a través del Observatorio se documentaron más de 140 casos de feminicidios en la entidad. De enero al 10 de septiembre, la cifra de mujeres a las que se les ha privado de la vida llegó a 80, según las publicaciones realizadas en los diferentes medios de comunicación del estado, aunque esta cifra podría ser mayor en virtud de que muchos de los asesinatos no son publicados.

Cifras similares presenta el Centro de Estudios de Género de la Universidad Veracruzana (Ceguv), donde desde 2014 se lleva a cabo un monitoreo de los principales medios de comunicación locales acerca de los diferentes actos de violencia que sufren las mujeres y niñas en la entidad.

En el Ceguv se analizan tres temas relacionados con las agresiones que sufren las mujeres; las notas periodísticas en las que aparezcan mujeres víctimas de alguno de los diferentes tipos de violencia que marca la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, casos de desapariciones y feminicidios, según lo comenta la investigadora Estela Casados.

Los registros estadísticos de las notas periodísticas revelaron que en 2014 se contabilizaron 74 feminicidios y se publicaron 295 notas referentes a violencia de género. Tan solo de enero a julio, el Ceguv lleva acumulados 46 casos de feminicidios.

Estela Casados comenta que las mujeres en Veracruz están experimentando cualquier tipo de violencia, siendo el feminicidio la etapa última. “Una mujer víctima de feminicidio regularmente sufrió algún tipo de violencia previa, ya sea psicológica, sexual, económica o física, y el feminicidio viene a cerrar este círculo de violencia”.

El análisis estadístico de las publicaciones revela que 17 por ciento del total de las mujeres contabilizadas murió a golpes; 19 por ciento de las víctimas conocían a su agresor, cuatro por ciento tenían un vínculo escolar o laboral. Refiere que en 21 por ciento de los casos, la víctima presentó indicios de violencia sexual y 19 por ciento de ellas tenían lesiones o mutilaciones realizadas antes de que se le privara de la vida.

A pesar de que Veracruz cuenta con una de las más completas legislaciones en la materia a nivel nacional, la Ley 235 de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia y la Ley 551 para la igualdad entre mujeres y hombres, además de que el delito de feminicidio se encuentra tipificado en la legislación desde 2011, las autoridades se niegan a reconocer que existe un grave problema de violencia contra las mujeres.

Solicitan ONG Alerta de Género para Veracruz

Alejandra Jiménez de la Red Unidos por los Derechos Humanos (RUDH), refirió que durante la última década se ha incrementado la violencia hacia las mujeres en la región del Totonacapan, donde suele ser común que sean asesinadas con lujo de violencia.

Por tal motivo las organizaciones civiles se unieron el 9 de septiembre para solicitar una alerta de género para la entidad ante la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, al igual que ha ocurrido en otros estados de la República, como el estado de México y Morelos, entidades con elevados índices de violencia contra las mujeres.

(Con información de La Jornada Veracruz)

00
Compartir