Iniciativa de Flavino Ríos para que Yunes pague deudas del duartismo

A menos de 35 días para que termine la administración estatal, el gobernador interino Flavino Ríos Alvarado envió al Congreso local una iniciativa de reforma al Código Financiero del Estado para poder declarar en bancarrota o quiebra al gobierno de Veracruz, pero bajo el nombre de “balance presupuestario negativo”.

A la par, busca que la próxima administración a cargo de Miguel Ángel Yunes Linares tenga que pagar a más tardar el 15 de enero todas las participaciones federales mal usadas, subejercidas o desviadas por el sexenio duartista.

Esto abriría la posibilidad a recortes dentro del Poder Ejecutivo, en primer lugar a los gastos en comunicación social, en seguida al gasto corriente que no constituya un subsidio entregado directamente a la población, a los gastos personales, y de ser necesario a cualquier otro tipo de concepto.

“En caso de que los ajustes anteriores no sean suficientes para compensar la disminución de ingresos, podrán realizarse ajustes en otros conceptos de gasto, siempre y cuando se procure no afectar a programas sociales”, agrega el nuevo artículo 161 Ter del Código Financiero de Veracruz.

En el artículo 162 Ter establece que se podrá incurrir en un balance presupuestario negativo, cuando se presente una caída en el Producto Interno Bruto (PIB) nacional en términos reales, y lo anterior origine una caída en las participaciones federales; cuando sea necesario cubrir el costo de la reconstrucción provocada por un fenómeno natural o cuando simplemente los gastos sean mayores que los ingresos, como ahora.

La iniciativa enviada por Flavino Ríos Alvarado se presenta a una semana para que concluya la actual Legislatura dominada por el PRI y a menos de 35 días para que concluya la administración estatal.

Debido a que todavía debe enfrentar el pago de por lo menos tres quincenas, el gobernador interino propuso una reforma al Código Financiero de Veracruz, que le permitiría echar mano de cuanto recurso tenga a su mano para cumplir con el pago de las necesidades más apremiantes, en primer lugar el gasto de operación del gobierno.

Yunes pagará lo de Duarte

Dentro de la reforma presentada este jueves por Flavino Ríos Alvarado en el Congreso del Estado se incluye el artículo 177 Bis mediante el cual se obliga al goierno de Veracruz a más tardar el 15 de enero de cada año, reintegrar a la Tesorería de la Federación toda las transferencias federales etiquetados al 31 de diciembre del ejercicio fiscal inmediato anterior que no hayan sido devengados.

De esta forma, la próxima administración estatal tendrá que pagar los errores, subejercicios y desvíos de recursos cometidos durante el gobierno duartista. Sin embargo, abren la posibilidad de que no tendrán que regresarse aquellos recursos que ya hayan sido comprometidos para obras y servicios, y sólo los que no fueron utilizados o se hicieron de manera incorrecta o desviados.

Con esta reforma se pretende garantizar el pago de todas aquellas licitaciones de obra y compras que están realizando diversas dependencias del gobierno estatal en plena recta final, publicando licitaciones en la Gaceta Oficial del Estado donde en menos de una semana se realiza convocatoria, escuchan ofertas y se asignan ganadores.

Cheque en blanco a municipios

El gobernador interino Flavino Ríos Alvarado también envió una iniciativa de reforma al Código Hacendario Municipal para derogar la mayoría de los candados a los ayuntamientos para evitar el endeudamiento.

Ahora se les permitirá contratar líneas de crédito sin la autorización del Congreso del Estado, siempre y cuando esa deuda se pague en un plazo máximo de 12 meses y el monto no exceda el 10 por ciento del presupuesto global que recibe cada municipio al año. También se obligará a los ayuntamientos a registrar este tipo de deuda ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y el gobierno estatal dejará de ser su aval.

La Jornada Veracruz

00
Compartir