Javier Duarte, el desprecio por la juventud

Cuando Javier Duarte andaba tras la gubernatura del estado, uno de los principales atributos que ponía a la vista de los electores era su condición de hombre joven.

Han pasado cinco años desde entonces, y lamentablemente, su actuación en el gobierno de Veracruz no solo ha puesto en entredicho la pertinencia de los jóvenes en el ejercicio del poder, sino que su gobierno se convirtió uno de los más letales para la juventud veracruzana.

Bajo su gobierno, los jóvenes han sido criminalizados, desaparecidos, asesinados. No tienen empleo, sus opciones de educación son reducidas, muchos viven en pobreza. Todo en la franca impunidad, todo en el total omisión gubernamental.

Este lunes, una familia llevó el féretro con los restos de su hijo hasta Palacio de Gobierno. Y por unos minutos, lo que era un cortejo fúnebre se convirtió en una protesta contra la inseguridad.

“¡Ya estamos hasta la madre! Necesitamos poner un alto a todo este tipo de problemas”, fue el grito desesperado de un padre que vio morir a su hijo, de apenas 16 años de edad, en manos de un grupo de personas armadas.

Por desgracia, el dolor que ahora experimenta esta familia de la capital del estado, se encuentra multiplicado a lo largo del estado. Llega a Tierra Blanca, Potrero Nuevo, Cardel, Veracruz-puerto, Coatzacoalcos, y un largo etcétera, etcétera, de lugares, donde se han visto homicidios y desapariciones de jóvenes.

A unos meses de que abandone el poder, uno puede concluir que los jóvenes nunca le importaron a Duarte. Nunca los protegió de la inseguridad, no castigó a quienes atentaron contra ellos, no les generó opciones de empleo ni programas educativos novedosos. Y lo peor del caso, es que hubo momentos en que los trató con desprecio y hasta llegó a criminalizarlos.

¿Qué hizo Javier Duarte con nuestro bono de juventud? ¿De qué manera repercutirá en el futuro de los veracruzanos, la forma en que trató a los jóvenes? ¿A que condiciones de mayor inseguridad, mayor violencia, mayor pobreza, nos ha condenado? ¿Cuánto tiempo tardaremos en resarcir –se puede- el daño que hizo a los jóvenes?

e-Veracruz/ Por: Eirinet Gómez/ “Circo, maroma y grilla”

00
Compartir