Javier Duarte, el Franky y la maleta millonaria

Franky no es un pez chico. Es compadre-amigo de Javier Duarte, es empresario cañero, quiebra ingenios, su fama de lo peor y lo ligan con el bajo mundo. ¿Faltaba algo? Sí, que su hermano fuera apañado con 5 millones de pesos en un avión privado y no acreditara su origen lícito.

Javier Duarte, Francisco García González, alias Franky, y su hermano Mariano, el de la maleta incómoda, transitan del conflicto legal al escándalo, otra vez el dinero, otra vez el avión, otra vez el aeropuerto de Toluca.

Viajó Mariano “N”, como se le identificó inicialmente, de Xalapa a Toluca. Llegó al aeropuerto, la noche del sábado 23. Fue inspeccionado por la Policía Federal y en la revisión le hallaron la maleta con 5 millones de pesos en billetes de mil pesos.

Dice el reporte que se ostentó como empresario cañero; que el dinero era producto de la venta de azúcar; que todo, absolutamente todo, era legal. Y no abundó más.

Decomisado el dinero, Mariano “N” fue detenido y sujeto a investigación. Y de ahí arrancó el escándalo que trajo a cuento que los empleados y amigos del gobernador de Veracruz portan millones en efectivo, suelen viajar a Toluca, lo hacen en tiempos electorales y el origen de los recursos es nebuloso, sospechoso y siempre en los límites de la ilegalidad.

Reeditó el caso de los 25 millones de pesos hallados en un avión del gobierno de Veracruz, también en el aeropuerto de Toluca, en enero de 2012. Fueron detenidos Miguel Morales Robes y Said Zepeda por no acreditar el origen lícito.

Tomás Ruiz González, entonces secretario de Finanzas del duartismo, explicó que el efectivo era para pagar la promoción y los artistas de eventos como las Fiestas de la Candelaria, la Cumbre Tajín y el Carnaval de Veracruz.

Nadie le creyó. Nadie, porque para eso son las transacciones bancarias. Nadie, porque operaciones de esa magnitud deben pasar por el registro contable y por su cuantía es prioritaria su seguridad.

Se habló de chayotes para la prensa nacional, desvío de recursos a cuentas del gobernador Javier Duarte y de aportación a la campaña de Enrique Peña Nieto, quien a la postre sería candidato del PRI y presidente de México.

Rodó una cabeza, la de Vicente Benítez González, entonces tesorero del gobierno, luego rehabilitado cuando el escándalo cesó, hoy convertido en oficial mayor de la Secretaría de Educación estatal. Benítez fue en la campaña de Javier Duarte al gobierno de Veracruz, el operador financiero, el que pagaba a la prensa, el que cubría las erogaciones en propaganda, todo en la Torre Ánimas, en Xalapa.

Y al final los 25 millones fueron recuperados.

Prevalece el desaseo en el duartismo. Más impune que antes, la pandilla trasiega recursos. Les encanta el efectivo, el billete grande que no deja huella, que no pasa por la hoja contable, que no tiene registro.

Mariano “N” fue identificado de inmediato. Lo hizo la maestra Maruchi Bravo Pagola, usuaria de redes sociales en internet, tuitera a quien Javier Duarte encarcelara y ex carcelara, acusada primero de incitar al desorden público y desagraviada cuando la ignorancia duartista cayó en la cuenta de que no existía delito que le pudiera imputar.

Maruchi dijo que Mariano “N” es Mariano Garza González, hermano de Francisco, alias Franky, amigo y compadre de Javier Duarte.

Le llovió de todo. Se supo que el empresario cañero lo único que sabe hacer es quebrar ingenios, que le ponen fideicomisos al alcance, encabezados por fidelistas de renombre, y de lo que hay no deja nada.

Pero esa es la historia menos lesiva. Hay otra, explosiva, que lo liga al bajo mundo.

La contó en su momento el periodista Manuel H. Naranjo, El Flechador, ya fallecido. Dijo el 20 de mayo de 2012, a propósito de la detención de un líder zeta, Raúl Lucio Hernández, alias El Lucky, detenido en Córdoba:

“En la nota el Lucky hace mención a un tal Frankly, compadre del gobernador Javier Duarte quien le renta casas de seguridad a los del cartel del chapo. Se refiere a FRANKY, FRANCISCO GARCIA GONZALEZ, ex yerno de Enrique Molina Sobrino y ahora PROSPERO DUEÑO DE INGENIOS. Este refinado empresario hace mancuerna con Juan Carlos Molina Palacios, líder azucarero y contacto de mafiosos. Ahora pretenden hacer el multimillonario negocio de ETANOL con los brasileños y Carlos Romero Deschamps. Además es cierto: intimo de JAVIER DUARTE JD como JAIME PORRES Y MOISES MANSUR, con quien comparte los afectos prestanombristas de DUARTE y los grandes negocios de concesiones, obra pública y depredación presupuestal. Ellos son a JD lo que Felipe Ruiz Ortiz —grupo RUSO— Javier Sierra —HOME —, Fernando Padilla —COCEI—, Gilberto Bravo —Grupo GILCA—; robo de gasolina, David Osorio. PUBLEX; Luis Barquín —urbanizadora Medellín—; Andrés Beceiro, presunto falsificador de medicamentos; Roberto Pérez— contratista—; Lorenzo Acierno, agente aduanal. Entre muchos otros miembros de la banda de pseudo empresarios vinculados a la delincuencia organizada de los narcos y LA FIDELIDAD, con el supuesto apoyo de los esbirros y rapaces funcionarios públicos como Eric lagos presidente del PRI estatal, JORGE Carvallo coordinador de campaña de Peña Nieto en Veracruz y diputado local, Edgar Espinoso oficial mayor de la SEV. Gabriel Deantes, subsecretario de finanzas; y supuestamente Harry Grapa secretario de Turismo y proxeneta oficial; Arturo Bermúdez secretario de Seguridad Publica…así le podemos seguir ya que VERACRUZ ESTA PODRIDO POR FIDEL HERRERA y La Cofradía. Y el gobierno federal NO LES HACE NADA lo que ya parece complicidad, siendo testigos TODOS LOS VERACRUZANOS de su voracidad y crímenes como el q recientemente realizaron para asesinar a REGINA MARTINEZ de la revista Proceso, supuestamente ordenado por Alejandro Montano, quién pretende refugiarse en la diputación federal, lo mismo que Reynaldo Escobar, quien fue secretario de gobierno con Fidel Herrera y procurador de justicia con Duarte y, vinculo con mafias del narco . Esta información es tan solo una muestra de QUIENES SON los culpables de lo mal que está Veracruz y se debe a la descomposición de los gobiernos priistas de 80 años, pero ante todo a LA AMBICIÓN Y RAPACIDAD DE FIDEL HERRERA Y SECUACES. ¿HASTA CUANDO?”

Contundente, explosiva, la información del Flechador cimbró a la fidelidad y al duartismo. Tocaba no sólo al Franky, cuyo hermano ahora es detenido en posesión de 5 millones de pesos en un avión privado, en el aeropuerto de Toluca. Le imputaba renta de casas al crimen organizado. Citaba nombres de políticos, la mafia duartista, implicada con el bajo mundo y protagonista de las peores faenas.

Hablaba El Flechador, don Manuel H. Naranjo, de Franky García González y Enrique Molina Sobrino, su ex suegro, y su mancuerna Juan Carlos Molina Palacios.

Enlista a la mafia de la prosperidad: Erick Lagos Hernández, Jorge Carvallo Delfín y Edgar Spinoso Carrera, candidatos los tres a diputaciones federales en Acayucan, San Andrés Tuxtla y Martínez de la Torre, todos ligados a casos de corrupción.

Habla de empresarios, prestanombres, operadores políticos y financieros, artífices del desvío de recursos. Cita a Gabriel Deantes, hoy secretario de Trabajo del gobierno de Javier Duarte, antes titular de Finanzas, involucrado en el robo de recursos federales destinados a educación y salud, según investigaciones de la Auditoría Superior de la Federación.

De Franky, el hermano de Mariano, detenido con la maleta de los 5 millones en Toluca; de los empresarios ligados a la fidelidad; de los políticos involucrados en corrupción y que hoy pujan por ser diputados federales, decía El Flechador:

“Esta información es tan solo una muestra de quiénes son los culpables de lo mal que está Veracruz y se debe a la descomposición de los gobiernos priistas de 80 años, pero ante todo a la ambición y rapacidad de Fidel Herrera y secuaces. ¿Hasta cuándo?”

Otra vez una maleta millonaria, el dinero que no se puede justificar, de Xalapa a Toluca, como en 2012.

Y al final, se impone la impunidad.

(Con información de mussiocardenas.com)

00
Compartir