Javier Duarte, hectorizado. Ya se definió por Héctor Yunes

Le descubrieron muchos atributos

PASAMANOS: Los hechos, las circunstancias, las señales y el lenguaje críptico del gobernador Javier Duarte tienen la siguiente traducción concreta y específica… En el gobierno de Veracruz, el senador Héctor Yunes Landa, además de su fama pública de bragado, peleador callejero, también es visto como un un gladiador de la política…, que no se raja ante ninguna desventura política como quedara demostrado en el año 2010… Además, y según las versiones, para Duarte, Yunes Landa tiene arraigo, méritos y condiciones para figurar como candidato priista a gobernador, lo que de hecho y derecho significaría que Yunes Landa ha hectorizado a Duarte… Además, y como en el palacio de gobierno de Xalapa creen en el buen karma, en la buena vibra, en la posición de los astros, también consideran que los astros se le están alineando al senador, de tal forma que es visto como la carta fuerte del elenco, por encima incluso de los llamados Chamacos de la fidelidad (Jorge Carvallo Delfín, Erick Lagos Hernández, Adolfo Mota Hernández y Alberto Silva Ramos)… Tal cual, y toda vez que de igual manera lo ven como un profesional de la política, aun cuando la bolita de cristal de los Llanos de Sotavento, que el dirigente de Vía Veracruzana, Mario Tejeda Tejeda, ha prestado al tecleador, indica que el corazón y las neuronas duartistas estarían en otro lado, todo indica que en efecto Héctor Yunes hectorizó a Duarte y con algún sortilegio, sin llegar a una pócima, un brebaje mágico, lo sedujo y convenció de que es el único con posibilidad real de derrotar en las urnas al panista Miguel Angel Yunes Linares… Y más, mucho más, cuando Yunes Linares ha establecido su búnker de guerra en el palacio de gobierno de Puebla, con su antiguo amigo, Rafael Moreno Valle, el presidenciable azul que sueña con Los Pinos en el año 2018… Por eso, cuando Duarte ejerza su derecho de voto y de veto ante el inquilino de Los Pinos, Enrique Peña Nieto, su humo blanco será por Héctor, y en ningún momento como ayer se dijo aquí que por Alberto Silva Ramos… Así, los entre 1,500 millones a dos mil millones de pesos que Duarte tendría listo en su cochinito electoral estarán listos para entregarse al senador originario de Paso del Macho y residente en Soledad de Doblado hasta la escuela secundaria cuando agarrara camino a Xalapa para inscribirse en la preparatoria…

BALAUSTRADAS: Hasta donde hace notar el mensajero, en el palacio de Duarte están seguros, ciertos, que uno era el Héctor Yunes del año 2010 y otro es el Yunes Landa del año 2015, de cara a la elección del candidato priista a gobernador… Según tales versiones, el senador priista ha salido muy adelantado en su madurez política y de un chivo en cristalería que parecía en el año 2010, tipo Andrés Manuel López Obrador, ahora habría corregido el rumbo, el carácter, el peso, el proyecto, y se ha quitado los guantes y ha estado tejiendo, destejiendo y vuelto a tejer su candidatura, sumando más y más, sin enfrentarse con la generación política en el poder sexenal de Veracruz…Incluso, ha marcado una diferencia con el senador Pepe Yunes Zorrilla, quien sería, en todo caso, el Héctor Yunes del año 2010… Pero con todo, Javier Duarte tendrá derecho de voto y de veto ante Peña Nieto para consensar el nombre del candidato… Y si Duarte ejerciera el derecho de veto, Pepe Yunes ha sido contundente, advirtiendo que, ni hablar, renunciaría al PRI y hasta se iría con Miguel Ángel Yunes Linares, si saliera candidato panista… Por lo pronto, y hasta anoche, la cúpula tricolor de Veracruz siente y percibe que el PRI tiene todo para ganar la elección de gobernador, y más luego del triunfo de Duarte en 16 de los 21 distritos uninominales de diputados federales, más aparte cinco pluris, más aparte la curul pluri para Enrique Jackson Ramírez, su asesor de quien fuera gran promotor ante el CEN del PRI, César Camacho Quiroz, y Los Pinos… Y más con el cabildeo del Jefe de la Oficina Presidencial, el niño genio, Aurelio Nuño, quien fue su coordinador de asesores cuando Jackson despachaba como senador… Y en tales circunstancias, si el PRI tiene todo para ganar, Héctor Yunes es, desde ahora, el candidato favorito de Duarte, por tanto, ya estaría integrando hasta su gabinete de dos años, aun cuando, trepado en la cresta, se habla de que sigue cabildeando ampliar el periodo a cinco años, si es que hasta la ley electoral fuera modificada una vez más…

ESCALERAS: De aquí a la elección de gobernador de Veracruz, 5 de junio 2016, restan once meses… Pero de aquí al presunto destape unos seis, siete meses… Es más, según versiones, el CEN del PRI estaría sopesando si convendría postular al candidato hacia finales de octubre para así de manera abierta, y ya con el nombre del candidato, redoblar el trabajo preelectoral… También se habla de que el posible destape sería en paquete en tres entidades federativas de las doce que el año entrante cambiarán de gobernador, partiendo de los padrones electorales más grandes, como son Veracruz con 5.5 millones de electores, Puebla con 4.5 millones y Oaxaca con casi 4 millones… Y más, porque tales padrones son los de mayor pesos electoral en el país… Y por tanto, hasta prefigurarían la candidatura priista presidencial del año 2018, en donde para entonces, el PRI, que siempre va en alianza con el PVEM, tiene como punteros a los secretarios de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, y de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, quien en unas dos semanas tendrá elección de los 122 presidentes municipales y los 41 diputados locales… Así, Velasco Coello, el más joven gobernador del país, teje los amarres para que su partido, el PVEM, y él mismo se reposicionen como la mejor carta para la candidatura presidencial…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir