Kameni señaló que Ochoa no supo lidiar ser suplente con el Málaga

MÉXICO

Carlos Kameni, portero titular del Málaga, recordó que en algún momento de su carrera le tocó vivir una situación similar a la que ahora pasa Guillermo Ochoa, en el sentido de que no era titular en el club, aunque trató de aceptarlo y tomarlo de otra manera, diferente a la del guardameta mexicano, de quien analizó que “no supo controlar” el hecho de ser enviado al banquillo en cuanto llegó al equipo.

“Cada uno tiene su manera de encajar las cosas. Muchas veces me he puesto en el lugar de Guille (Ochoa). Viniendo del Mundial que había hecho y venir al Málaga con lo que le habían prometido… No sé. Llegar y estar en el banquillo es un shock. Cualquiera no lo aguanta. Si yo lo he aguantado no significa que todo el mundo lo tenga que aguantar. Y él no supo controlar eso”, analizó el arquero camerunés en una entrevista publicada por el Diario AS de España.

El africano trata de entender lo que pasa su compañero de equipo a quien le ha ganado la titularidad en el Málaga, pues sabe que es una situación complicada, al no tener minutos de juego.

“Es normal que uno esté mosqueado cuando no juega. El futbolista que esté contento de estar en el banquillo tiene que dejar el futbol. Todos queremos jugar. Eso es normal. Cuando jugaba Willy (Caballero) yo estaba mosqueado porque quería jugar, pero sólo puede salir uno. ¿Qué vas a hacer?”, indicó.

Cuando llegó al Málaga, Kameni fue el suplente del argentino Willy Caballero y soportó la situación, además de que se exigió al máximo, algo que cree que ayudó a que Caballero para que también elevara su nivel, a sabiendas de que la competencia estaba reñida.

“Yo venía para jugar, pero como Willy (Caballero) lo estaba haciendo bien, Pellegrini me dijo que me tocaba esperar mi turno. Era seguir trabajando. Quizá me he equivocado en el momento de la elección de venir al Málaga. Tenía que haber venido un poquito antes o esperar un año más en el Espanyol. Pero son cosas de la vida y he vivido un momento increíble. Yo estaba conviviendo con un grupo. El trabajo de Willy fue tan bueno porque él sabía que tenía una presión mía por detrás”, expuso.

(Con información de ESPN)

00
Compartir