Karime, efímero distractor

PARQUE JUÁREZ

Por Mónica Camarena Crespo

El proceso que se le sigue a Karime Macías está abierto y seguirá su curso, legalmente no es ninguna novedad. Las denuncias tienen un largo desahogo, muy a pesar de que el implicado se encuentre a miles de kilómetros.

Lo que llama la atención es la actuación de la Fiscalía General de la República (FGR) en tiempos de la cuarta transformación, la cual no había hecho gran aspaviento en la activa aparición del exgobernador Javier Duarte, el que incluso ha recibido en prisión a periodistas de televisión para conceder largas entrevistas y acostumbraba, hasta hace poco, a ser un contestatario “tuitero”; hasta columnista se volvió, vamos.

Miedo nos debe dar la rápida filtración de la audiencia en Londres de Karime Macías, quien hay que decirlo, no tuvo de otra más que acudir por voluntad propia ante un llamado legal, o como se dice, fue requerida a la fuerza.

Pero “haiga sido, como haiga sido” seguirá en libertad su proceso, que podría ser de años, mientras acá, la “comidilla política” se echó a andar con sabrosa carnita por la fianza de 150 mil libras esterlinas, que son casi 3 millones y medio de pesos.

La cantidad es la nota, simple y sencillamente por la lengua floja del exgobernador Javier Duarte, que fiel a su estilo, no guardó las formas debidas y en la búsqueda de la reivindicación pública, insiste ante los medios de comunicación que presuntamente su familia en Londres vive casi casi, en pobreza extrema.

Quién puede creer tal historia, cuando Londres es una de las ciudades más caras del mundo.

Pero algo pasó, porque ese seguimiento por parte de la FGR al caso Karime podría decir mucho más o quizás, como se insiste, se trata sólo de un efímero distractor para desviar la atención y el enojo social de los terribles errores que viene cometiendo el gobierno federal, junto con sus iguales en algunos estados como Veracruz.

Por lo pronto, se duda mucho que él, Javier Duarte, vuelva a repetir la historia de su pobreza y la de su familia, viviendo en la cosmopolita Londres.

@monicamarena

00
Compartir