La carta póstuma de escolta culpa a #LordFerrari por la golpiza a conductor en Tlalpan

  • El pasado viernes los escoltas de Alberto Santíes, entre ellos Sergio González Ibarra, agredieron y robaron a un automovilista en Viaducto Tlalpan. Ayer, el cuerpo de González fue hallado en un hotel de Atizapan, Estado de México.

Una carta presuntamente escrita por el escolta Sergio González Ibarra, quien fue hallado muerto ayer, responsabiliza de la golpiza al conductor en Viaducto, Tlalpan, al empresario Alberto Santíes Palacios, conocido como #LordFerrari.

La carta que fue hallada entre las ropas de González Ibarra luego de ser hallado muerto ayer en un hotel de Atizapán, Estado de México, fue anexada a la carpeta de investigación 483310122516 que inició la Procuraduría del Estado de México.

En la misiva que consta de dos hojas y está escrita a mano el escolta narra lo sucedido ese día, desde que salieron de la oficina de Alberto Santíes, localizada en la carretera Picacho Ajusco, y detalla que al llegar al viuducto Tlalpan una camiones blanca se le cerró al Ferrari.

“Por medio del radiotransmisor que traemos él (Sentíes) da la indicación u orden de bajar al de la camioneta y ya que ve que no quiere”, detalla la carta difundida por diversos medios.

Posteriormente, dice la misiva presuntamente escrita por el escolta, “da la orden de golpearlo y cuando ve que lo graban, me dice que ya lo deje, y el video es la prueba de todo”.

Y agrega: “al poco rato me marca y me dice que en su casa me atiende. Asimismo llego a su domicilio y nada a firmar (sic.) la renuncia de la empresa Jess, con dirección en Picacho Ajusco 130-301 y otro de la cual estaba con él de escolta y me dijo ‘no tengas miedo, tengo todo arreglado’”.

De acuerdo con la carta, Santíes no ayudó al escolta: “Y vea, cuál arreglo, solo me empinó a mí y me deja solo con todo el paquete ya que él da la orden de golpearlo y cuando ve que lo graban me dice que ya lo deje. […] No se vale todo lo que sacan en los medios por parte del acusado y que no fue así, el video es prueba de todo”.

Hoy la Procuraduría General de Justicia capitalina informó: “#InformaPGJ Muere Sergio González Ibarra, escolta de Alberto Sentiés. Es localizado en un hotel de Atizapán de Zaragoza, en el Edomex”, publicó la dependencia en su cuenta oficial de Twitter [@PGJDF_CDMX]

El cuerpo del hombre fue encontrado por personal de limpieza del hotel las primeras horas de ayer jueves y esta mañana se confirmó su identidad.

De acuerdo con la necropsia, González Ibarra murió de un infarto al miocardio.

La PGJDF adelantó que trabaja en coordinación con la Procuraduría del Estado de México para confirmar con pruebas periciales y hacer las precisiones del caso.

“#InformaPGJ los hechos deberán ser confirmados con pruebas periciales. PGJ capitalina y @PGJEM_Oficial trabajan en estrecha colaboración”, destacó la dependencia capitalina en un segundo tuit.
El pasado viernes los escoltas de Alberto Santíes agredieron y robaron a un automovilista en Viaducto Tlalpan. Por el caso, el pasado 15 de marzo Sentíes Palacios, dueño del Ferrari rojo, rindió su declaración sobre el incidente ante la Coordinación Territorial Número tres de la Fiscalía Oficial de la Delegación Tlalpan.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México informó que el empresario se presentó de manera voluntaria a las instalaciones del Ministerio Público de la Delegación Tlalpan acompañado por su abogado y su chófer, quien también declaró sobre la agresión ocurrida el pasado viernes.

En su declaración, Sentíes Palacios dio los datos generales del escolta que agredió a la víctima, quien se ha identificado como “Jair” para no entorpecer las investigaciones.

Detalló que él no se percató del incidente hasta que observó que su escolta agredía a Jair, entonces le ordenó que lo dejara. Aseguró que al llegar a su domicilio se dio cuenta de que la agresión había sido captada en video y subida a Internet, por lo que decidió despedirlo.

Tras su declaración, el imputado se retiró del Ministerio Público. La PGJ dijo que no se procedía a detenerlo porque el incidente no se considera grave y no hay flagrancia ni caso urgente, pero que la investigación continúa abierta.

El juzgado Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México otorgó el pasado 16 de marzo un amparo a Alberto Santíes dentro del juicio de garantías 247/2016.

Sin Embargo

00
Compartir