La estrategia del miedo; tiempo de mantenerse alerta

VIERNES CONTEMPORÁNEO

Por: Armando Ortiz

Los muertos que fueron dejados dentro de una camioneta en el fraccionamiento El Tejar no sólo forman parte de una estrategia de violencia extrema, sino que también se puede entender como la consecuencia por la disputa de los territorios, o como un ajuste de cuentas, o como una simple masacre, pero sobre todo este acto se debe leer como un mensaje. Y no sólo se trata de dejarse llevar por las cartulinas en donde se anota que un grupo llamado 35Z, que no es nuevo y que proclama los métodos de la vieja escuela de este grupo delictivo, está cobrando venganza por los pactos no cumplidos. La realidad en Xalapa y en otras ciudades de Veracruz es que este tipo de bandas opera utilizando la violencia como carta de presentación, la violencia y masacre que significa miedo. Ese es el mensaje, miedo, miedo a las autoridades, miedo a los grupos antagónicos y miedo a la ciudadanía. Las autoridades no se pueden dar el lujo de tener miedo, no se pueden paralizar, antes bien están obligados los grupos de Seguridad a tener los ojos más abiertos y a denunciar a sus superiores confiables, la posible colusión que pueda existir entre los grupos delictivos y la policía.

Para combatir esta ola de terror se requiere inteligencia, valor y honestidad

Ante los actos de violencia ocurridos en Xalapa, los ciudadanos no debemos dejarnos conducir por el miedo, de tal manera que éste nos inmovilicemos. Eso sí, debemos estar alerta y por ello tomar nuestras precauciones, tanto en nuestro hogar, en nuestros lugares de trabajo, centros de recreación, así como en nuestros traslados. Por supuesto la exigencia lógica ante estos hechos es de seguridad. Si bien las autoridades han dado golpes importantes en contra de los grupos delincuenciales, debe haber una investigación más a fondo que arroje luz sobre cómo es posible que estos grupos se muevan con la suficiente libertad en el estado sin ser molestados por las autoridades; se requiere de inteligencia, se requiere de valor, se requiere de honestidad. Si bien algunos entendemos que muchas de las acciones son consecuencia de la pelea que se da entre grupos antagónicos, también entendemos que algunos de estos grupos tienen contacto con elementos corruptos de Seguridad. De otra manera no se entiende cómo es que, por la noche, según reportes de taxistas y conductores, autos sin luces a toda velocidad, sin respetar señales de tránsito, se mueven en plena libertad por las grandes avenidas. ¿Qué les da valor? ¿Saben que nadie los va a detener? ¿Saben que tienen el código que les permite impunidad?

¿Por qué se permite a J J Rendón inmiscuirse en las elecciones de México?

En 2010 el discurso que comparaba a López Obrador con Hugo Chávez se volvió a repetir y los electores lo volvieron a comprar. En ningún momento esos electores se pusieron a reflexionar sobre la desproporción de lo que se estaba comparando. La gente sólo necesitaba un referente para arrojar ahí sus miedos y frustraciones, al tiempo que con ello excusaba su poca capacidad de análisis. En 2018 ya no existe Hugo Chávez, ha muerto el comandante, pero está Maduro y ahora, todavía más desproporcionado, se compara a López Obrador con Maduro. Si el discurso, si la caricaturización sirvió en dos elecciones, ¿por qué no usarla en una tercera? Ahora también se le compara con Trump y dentro de poco se le comparará con Kim Jong-un, el dictador de Corea del Norte. ¿Y dé dónde salen todas esas ideas aviesas? El mismo cretino que las maquina lo confiesa, un tal Juan José Rendón, JJ Rendón, un publicista venezolano que ha participado en las campañas más sucias de Latinoamérica. ¿Por qué se permite que un extranjero se inmiscuya de esa manera en las elecciones de los mexicanos? Pues porque este sujeto es el mismo que con sus estrategias infames ayudó a que el actual presidente de México ganara la elección pasada.

00
Compartir