La oposición sin memoria

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

En los últimos meses, en quienes menos han pensado los líderes de los partidos de oposición es en los mexicanos y mexicanas que votaron por ellos. Una buena parte de estos se arrepienten de haberlo hecho por esos líderes que sólo denostaron y que en ningún momento han aparecido con una propuesta constructiva. Sólo se les ha ido en criticar, pero ahora luego de cuatro meses de crisis sanitaria y casi un mes de contingencia, llaman a la paz condicionada y evocan la hipocresía que siempre les caracterizó.

Porque los líderes de los senadores de oposición hablan de unidad, cuando desde el inicio de este sexenio ellos han sido quienes han dividido al país y no con argumentos sólidos y válidos, sino que han recurrido incluso a la mentira, a falsear noticias, a sacar de contexto declaraciones oficiales, a alterar la verdad. Ahora, al ver que deben tener una actitud acorde con los tiempos, convocan a una unidad de la que nunca formaron parte ni siquiera los convocantes que son PAN, PRI, PRD y MC, porque ellos nunca estuvieron unidos. Fueron contrincantes, pero los unió la necesidad de pugnar con fuerza por el regreso de sus privilegios, que eso los une más que la ideología o la vocación de servicio.

Ahí están convocando personajes como Mauricio Kuri, Dante Delgado, Miguel Ángel Osorio Chong; Miguel Ángel Mancera, quienes en una investigación seria y profunda más de la mitad de esos cuatro podría estar en la cárcel.

La carta enviada al presidente de la República, más en busca de reflectores que de convicción, convoca a la unidad después de haber dividido al país, hablan de detener las descalificaciones cuando en realidad su tarea se ha centrado en desacreditar al gobierno. Tienen a sus propios títeres en los medios que sólo están esperando cualquier dato extraño para descalificar. Muchas veces por las prisas de denostar se equivocan de personaje, se van con la finta. Quiere decir que están atentos a los errores más que a los aciertos y ellos son incapaces de incorporarse al gobierno con propuestas constructivas porque lo suyo es destruir. Habrá que ver el país cómo lo dejaron.

Aunque ahora hagan un llamado a la concordia. Simplemente recordemos a aquel Mancera que sin partido político renunció a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México y prometió una gira por toda la república para enseñar a la población lo que era un gobierno de coalición. Sólo viajó una vez con su pizarrón y el ridículo no le permitió continuar. Si a eso añadimos todas las mentiras y cuentas raras que dejó en el gobierno de la ciudad capital, debería darle vergüenza y dejar de convocar a la unidad cuando en realidad convoca a los tiempos pasados.

Un panista que no tiene vergüenza es Mauricio Kuri, quien fue detenido por una mujer en su intención por agredir a la presidenta de la mesa Directiva del Senado, Mónica Fernández Balboa, porque no quería que fuera nombrada la presidenta de la Comisión Nacional de Derecho Humanos. Ese mismo sujeto fue el que saboteó la sesión donde se debatía el outsourcing, en el Senado, inventando que se habían encontrado micrófonos en la sala de juntas de su partido. En realidad, Kuri es un panista de segunda, que trata de competir por la gubernatura de Querétaro, a pesar de no haber nacido en esa entidad. En el PAN se había pensado en que, si perdía Ricardo Anaya las elecciones presidenciales, competería por la gubernatura del estado que lo vio nacer, pero el pobre de Anaya quedó tan desgastado que ahora si compite por la presidencia de la sociedad de padres de familia de la escuela de sus hijos en Atlanta, pierde.

Dos días antes del comunicado de los senadores, el presidente nacional del PAN, Marko Cortés; la priista Dulce María Sauri, vicepresidenta de la Cámara de Diputados; y Ángel Ávila, presidente nacional del PRD, expresaron su inconformidad sobre las investigaciones que se hacían contra el exsecretario de Sedesol, Luis Miranda, compadre de Enrique Peña Nieto. Afirmaron que sólo hacían las investigaciones para distraer a la población sobre el problema del coronavirus.

Es decir, que no hay congruencia ni siquiera al interior de estos partidos que no saben si pugnar por la paz social o seguir dividiendo al país.

Pero en la mitad de la carta de los coordinadores de las bancadas de oposición en el senado, hablan de lo que en realidad les interesa: el dinero.

“En el Senado consideramos de enorme trascendencia, analizar y definir el marco jurídico que nos permita enfrentar los problemas causados por la pandemia que afectará de manera importante y negativa al desarrollo del país. Y tal es el caso de las normas económicas, financieras y fiscales, los recursos para micros, pequeños y medianos productores y empresas, así como otros aspectos sociales y de salud”.

Sus socios en el extranjero son los bancos internacionales que ganan dinero, y mucho, con los créditos que solicitan los gobiernos socios. México tiene desde hace casi dos años una línea abierta para echar mano de ella. A pesar de esto, el presidente de la República se negó a solicitar créditos, pidió al gobernador del Banco de México adelantar el remanente del próximo año para paliar la crisis; sin embargo, el gobernador Alejandro Díaz de León, escogido por la anterior administración, se negó a dar ese dinero que corresponde a prestar lo que todavía no llega, como si el esquema de préstamos no fuera ese precisamente. Es decir, el dinero del Banco de México está asegurado, se trata de una emergencia, pero las reglas de los hombres que tienen cerebro de cuadrícula chica todavía no comprenden lo que es una emergencia que le haría al gobierno federal evitar contraer compromisos con los bancos extranjeros.

Así, en la carta solicitan que la ley que se discutirá este lunes 20 sea con la presencia de especialistas y con la participación de la sociedad civil, lo que es una verdadera sorpresa, porque esos partidos nunca acuden a los profesionales, sólo legislaban lo que el presidente de la República en turno les ordenaba.

Y todavía condicionan su asistencia al decir “Nos convocan a asistir a la sesión sólo para levantar o no levantar la mano”, como si no hubieran hecho otra cosa en su vida legislativa.

Pero también amenazan; que es lo que han hecho tradicionalmente esos partidos al afirmar: “Tenemos el mandato constitucional de ser contrapeso del poder ejecutivo y lo vamos a cumplir, porque es nuestra responsabilidad y porque el poder absoluto no le hace bien a nadie”.

Los líderes de la oposición en el senado parecieran convertirse en un motivo para que sus habituales electores no vuelvan a votar por ellos nunca más, por incongruentes y faltos de respeto a la memoria de los mexicanos. PEGA Y CORRE. – Una veintena de maquiladoras en Ciudad Juárez siguen trabajando, el gobernador de Chihuahua, el panista Javier Corral, no ha querido o no ha podido detener las actividades. Esto representa un doble problema de contagio: uno, por la cercanía a Estados Unidos, país con más muertes por la pandemia; dos, la cercanía de los trabajadores en sus horas laborales, que muchas veces superan las ocho horas, se convierte en un verdadero crimen… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

 

angelalvarop@hotmail.com

00
Compartir