La PGR sacude el árbol, y no el tronco de la corrupción: ¿y Aguirre?

El árbol familiar de la corrupción en Guerrero empieza a deshojarse luego de la detención de Carlos Mateo Aguirre Rivero, hermano del Gobernador con licencia Ángel Heladio Aguirre Rivero. Partidos políticos y distintos sectores sociales exigen que la investigación contra Carlos Mateo –por el desvío de 287 millones de pesos– no quede ahí y se extienda hasta el ex mandatario que anoche renunció al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Los primeros en demandar que la averiguación de la Procuraduría General de la República (PGR), que también involucra a ex funcionarios del gobierno del estado y a empresarios que realizaron negocios al amparo de Aguirre Rivero, fueron representantes del PRD, el mismo que postuló al ex priista como su candidato Gobernador y el mismo que salió en su defensa luego del ataque a los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, el 26 de septiembre pasado en Iguala.

“Parece que no paramos. Hoy un escándalo más: el caso del Gobernador con licencia de Guerrero”, dijo el coordinador de Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Senadores, Miguel Barbosa Huerta.

Barbosa Huerta pidió que en caso de existir pruebas, se “aplique la ley” también contra el ex mandatario, que pidió licencia al puesto el 23 de octubre de 2014 en medio del escándalo por el asesinato de tres estudiantes y la desaparición de otros 43 alumnos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, por orden del Alcalde José Luis Abarca Velázquez –también perredista– y a manos de policías municipales de Iguala y de Cocula.

“Si ya hay pruebas como se suponía existían, sólo que se aplique la ley. Y si evidentemente [la corrupción] rodeó al gobierno de Ángel Aguirre, pues el responsable es él. Que no haya responsables colaterales. Que se aplique la ley”, expresó.

“Que se determinen responsabilidades y si el ex Gobernador Aguirre las tiene, pues que se finque”, insistió Barbosa Huerta.

Aguirre Rivero presentó anoche su renuncia como militante del PRD “ante los recientes acontecimientos que se han vivido en nuestra entidad federativa”.

A través de una carta dirigida al líder nacional del Sol Azteca, Carlos Navarrete Ruiz, Aguirre Rivero afirma: “Es mi propósito deslindar de este órgano político, sobre cualquier actuación que haya tenido desde que asumí la Gubernatura del Estado de Guerrero, con fecha primero de abril de 2011″.

“Me pongo a disposición de las autoridades Federales y Estatales para que se me investigue de cualquier hecho que se me impute, como ha sucedido desde el primer día que se solicité licencia sobre los lamentables hechos acontecidos en la ciudad de Iguala”.

La noche del martes pasado, la PGR confirmó la detención de Carlos Mateo Aguirre Rivero y Luis Ángel Aguirre Pérez, hermano y sobrino del Gobernador de Guerrero con licencia, quienes hoy se encuentran recluidos en el Centro Federal de Readaptación Social del Altiplano, en el Estado de México.

Ayer, la Policía Federal (PF) también detuvo al ex Subsecretario de Finanzas de Guerrero, Víctor Ignacio Hughes Alcocer, a su hijo, Víctor Felipe Hughes Acosta, y a Henry Paul Hughes Alcocer, todos relacionados con la acusación que se le finca al hermano del ex mandatario. Por la noche sumaban nueve los detenidos por esa investigación.

“Yo creo que en el caso de Guerrero se tardaron en empezar a determinar responsabilidades; faltan las responsabilidades derivadas de los hechos del 26 de septiembre. Hoy están saliendo a la luz investigaciones relacionadas con uso de recursos públicos desviados para cuentas personales, vía empresas de ellos mismos, así es que nadie puede sugerir que vayamos hasta después del 7 de junio para encontrar responsables. El PRD no se va a pronunciar en favor de ningún mecanismo de impunidad ni vamos nosotros a cobijar a nadie que sea responsable de un hecho ilícito”, expresó Barbosa.

Por su parte, Ricardo Anaya Cortés, coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados, destacó en conferencia que de confirmarse el saqueo en las arcas del estado de Guerrero, que presuntamente han ido a parar a cuentas de los familiares de Aguirre Rivero, “nosotros exigimos que se aplique todo el peso de la ley”.

“Ya es hora de que acabe la impunidad en nuestro país y que quien cometa un acto de corrupción, pague las consecuencias”, demandó el panista.

El secretario general de Gobierno de Guerrero, David Cienfuegos Salgado, aseguró desconocer si existen más involucrados en el caso, puesta la administración estatal desconocía la investigación que realizaba la PGR.

No obstante, confirmó que serían una veintena las secretarías y dependencias estatales en las que se realizan auditorías, por lo que no descarta que al concluir estos procesos se den a conocer nombres de funcionarios y ex servidores públicos involucrados en malos manejos.

LOS AGUIRRE, LOS HUGHES, LOS TAJA Y LOS PRIISTAS

Los nexos de la clase política del estado de Guerrero alcanza a todos los partidos y grupos empresariales de todos tamaños.

En 2011, documentos a los que tuvo acceso SinEmbargo revelaron que Aguirre Rivero había colocado a por lo menos 38 familiares directos en el gobierno del estado, entre ellos su hermano Carlos Mateo, con sueldos que iban de los 4 mil a los 109 mil pesos.

Si se sumaban entre familiares directos e indirectos, el número de parientes de Aguirre Rivero que estaban en la nómina llegaba a 93.

Dos de ellos, Carlos Mateo Aguirre Rivero y su sobrino Luis Ángel Aguirre Pérez fueron detenidos por la Procuraduría General de la República, acusados de peculado por el desvío de recursos públicos a sus cuentas personales.

En 2011, SinEmbargo previó que los 93 “podrían ser sólo una punta del enorme iceberg familiar en la nómina de Guerrero” pues no se consideró a los cuñados y cuñadas ni a otros que no estaban incluidos en el listado.

De estos 93 beneficiados por la nómina del gobierno de Guerrero, 33 tenían responsabilidad directa en el manejo y/o recaudación de recursos públicos.

Así, cuatro de los familiares del ex perredista eran subsecretarios de Despacho, 19 directores generales, 18 directores de área, cinco subdirectores y 18 jefes de departamento.

Incluso, algunos aparecían como auxiliares de limpieza, pero no acudían a sus labores, como el caso de Ricardo Posselt Aguirre, que estaba adscrito en la nómina en la Promotora y Administradora de Playas de Acapulco, con un sueldo de 4 mil 716.98 pesos al mes y cuyo hermano, René Posselt Aguirre, era Jefe de Departamento en la Dirección General de Comunicación Social, con un sueldo de 12 mil 831.00 pesos al mes.

Además de los Aguirre, otras cinco familias dominan la actividad política en la entidad, entre estas destaca la del ex Subsecretario de Finanzas Víctor Ignacio Hughes Alcocer. Destacan también los Taja, liderados por el dirigente de El Barzón local, Javier Taja Mestre; los Rodríguez Escalona ha mantenido la concesión federal –que les concedió el entonces Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León- de la codiciada franja costera de la Condesa en Acapulco, en donde tienen ubicados negocios que van desde taquerías, bares, heladerías, restaurantes y discotecas.

En la lista también destacan los Añorve, encabezados por Manuel Añorve Baños, actual Diputado federal y vicecoordinador de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en San Lázaro, y quien, aseguran, es el hombre más cercano y de mayor confianza de Manlio Fabio Beltrones.

Los Figueroa están encabezados por el ex Gobernador de Guerrero Rubén Figueroa Alcocer, quien está negociando la candidatura de su hijo a la Alcaldía de Acapulco, el actual Diputado local y ex Diputado federal José Rubén Figueroa Smutny.

En la lista también sobresalen los Salgado Leyva, liderados por Jorge Silverio Salgado Leyva fue el Secretario de Finanzas y Administración en la última administración estatal de Ángel Aguirre, cargo en el cual colocó a más de 20 familiares directos en la nómina.

00
Compartir