La toma del edificio del PRI

·       La agresión con porros a los militantes inconformes

·       Demandan la destitución del dirigente nacional

·       En Veracruz, también debería de haber cambios

Por Miguel Ángel Cristiani González

La verdad es que ya se estaban tardando en actuar los militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) quienes la mañana de este martes, tomaron la sede nacional del partido para exigir la renuncia del dirigente Alejandro Moreno Cárdenas, tras los resultados negativos alcanzados en la pasada elección del 6 de junio.

Los inconformes bloquearon los accesos a la sede nacional del partido, en la Ciudad de México, ubicada en Avenida Insurgentes, calle Héroes Ferrocarriles y Luis Donaldo Colosio, donde impiden la entrada.

Pero poco les duró el gusto, porque unas horas más tarde, al más puro estilo porril de la Ciudad de México, llegó otro grupo de “priistas” que apoyan a Alito y con palos y garrotes los desalojaron y persiguieron varias cuadras.

Hubo heridos hasta con perdigones de balas.

Pero ya muy de mañana de este miércoles Alito Moreno twitteo en sus redes sociales: “Alejandro Moreno @alitomorenoc Estoy en el hospital acompañando a las familias de nuestros militantes que esta tarde fueron atacados en las inmediaciones del @PRICDMX_

Permaneceré atento para que reciban la atención médica necesaria y que su salud salga de riesgo. Esto no quedará impune, no están solas.”

Ahora resulta que los agresores son los que estaban tomando el edificio del CEN del PRI y que los agredidos son los que fueron enviados a quitarlos.

Es como cuando el ratero sale gritando ¡Atrapen al ladrón! ¡Atrapen al ladrón! Y señala hacia otro lado.

Ahí están los videos, para que se identifiquen a los responsables y a ver si ahora sí se procede penalmente.

Pero como diría el Divo de Juárez, Juan Gabriel ¡pero qué necesidad, para que tantos problemas!

Si luego de los pobres resultados que alcanzó el PRI en las pasadas elecciones, en donde se tuvo que unir en alianza ni más ni menos que con el PAN y el PRD, para sumar votos, pero ni aun así logró ganar con la mayoría de sus candidatos, debió de presentar su renuncia Alito Moreno y con él todos sus acompañantes.

Dicen en mi pueblo, que cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar.

Así que acá en el terruño veracruzano Marlon Ramírez Marín, todavía Presidente del CDE PRI Veracruz también debería de renunciar la dirigencia de los priistas, luego de que la mayoría de sus candidatos fueron derrotados en las pasadas elecciones del 6 de junio.

Acaso estarán esperando a que los priistas inconformes, les vayan a tomar también el edificio de la sede estatal del partido, en la avenida Ruiz Cortines?

Porque aunque no se ha querido reconocer públicamente, existe descontento con los resultados alcanzados, ya que muchos de los candidatos “seleccionados” fueron derrotados en las urnas y en consecuencia también los que ya alistaban su banca como plurinominales, pero los bajos votos no les permitieron llegar, entonces, también hay descontento hasta en los supuestos cercanos a Marlon.

Hay que destacar también, el hecho de que algunos de los candidatos que ganaron por el PRI, no fueron precisamente los que apoyó Marlon Ramírez, sino que fueron palomeados directamente desde el CEN del partido.

No existe excusa ni pretexto, para que continúe la dirigencia actual del CDE del PRI con Marlon Ramírez a la cabeza, luego de los pobres resultados alcanzados.

Sobre todo porque es tiempo ya, desde ahora, de que el partido se reestructure con auténticos cuadros de priistas, que han militado toda la vida en ese instituto y tienen la experiencia, capacidad y solvencia moral, para poder volver a presentar un digno contrincante en las próximas contiendas electorales, de gobernador del estado y de presidente de la república.

Contáctanos en nuestras redes sociales:

https://www.canva.com/design/DAEN5B9DWgs/ZCHd2Z8KueYjlg_d59Op3A/view?website#2

00
Compartir