La vacuna que divide

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

La llegada de la vacuna a México debería ser una gran solución para todos, pero en realidad se convierte en parte del problema. Empezando por los funcionarios públicos, de todos los partidos, que se meten en la fila para ser vacunados antes de las personas a quienes les corresponde inmunizarse.

También es un acto de corrupción vacunarse antes de que les corresponda a los funcionarios que en nombre de la salud de todos se inmunizan antes. Los llamados Siervos de la Nación, que surgieron de la nada y se saltan la fila para ser vacunados antes, con el pretexto de que podrían ayudar al personal médico a vacunar.

La vacuna se convierte también en botín político y en tema electoral. Pero sería un crimen posponer la aplicación de la vacuna para después de que pasen las elecciones, como un miembro distinguido de la oposición propuso. Porque el PAN está muy activo en las críticas al gobierno, primero pide cuentas y ahora en el colmo de los absurdos, dice que la vacuna está muy cara, pero ese partido fue incapaz de poner un peso de sus prerrogativas para comprar las vacunas de Pfizer, y tampoco quieren que se adquiera la más barata que es la de Rusia, Sputnik V, no se vayan a contagiar de “comunismo”, a quienes se le apliquen. Es decir, no quieren que se haga nada y cuando se hace algo es motivo de críticas, en lugar de que se sumen al esfuerzo económico en primer lugar y luego de apoyo.

Pero en donde rebasaron la imaginación y la perversidad fue cuando los gobernadores integrantes del GOAN, Asociación de Gobernadores de Acción Nacional, que no llegan a 10, exigieron coordinar la aplicación de la vacuna, cuando no fueron capaces de contribuir con nada cuando se trataba de negociar y comprarla.

Los panistas deberían quedarse callados con el tema de la vacunación porque el dinero que pudieron aportar para su adquisición lo utilizan en granjas de bots cuestionando todas las acciones del gobierno federal incluyendo, desde luego, las de vacunación.

En general la oposición ve en la vacunación una consigna política y no una solución a un conflicto inédito en la historia de la humanidad. No les importa el hecho sino el significado político que implica evitar que los mexicanos se contagien. Primero criticaron la rapidez con la que se elaboró la vacuna, no creían en su efectividad, y ahora quieren ser los primeros en vacunarse.

Así, dentro y fuera de la administración pública, hay corrupción y oportunismo con el tema de las vacunas, no deja de haber funcionarios de la 4T que abusan de sus puestos. Esos merecen un castigo ejemplar que no puede limitarse al simple despido.

La vacunación lejos de unir divide. Cura la pandemia del Covid, pero abre otra que es la división entre mexicanos. PEGA Y CORRE. – En entrevista con el periodista Joaquín López-Dóriga, el titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, reiteró que Estados Unidos carecía de pruebas en el caso del exsecretario de la Defensa Salvador Cienfuegos, y que la DEA retiró los cargos ante la fragilidad de las acusaciones, a pesar de que su investigación fue tarea de varios años. No cabe duda de que los tiempos electorales crean fantasmas, inventan delitos y fabrican delincuentes… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

 

angelalvarop@hotmail.com

00
Compartir