Lamentable, ignorancia del secretario: Arias

Es lamentable que un experto en finanzas como Antonio López Pelegrín y un exsecretario de educación como Flavino Ríos Alvarado no sepan leer las leyes, en donde se especifica que la Universidad Veracruzana (UV) no paga impuestos estatales.

“Me extraña mucho que expertos en la materia no sepan leer y sumar y que desmientan al gobernador, quien ya dijo que la UV no debe nada al IPE”, señaló el catedrático de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Arias Hernández.

Remarcó que con este tipo de declaraciones y argumentos de que la UV debe a pensiones se desmiente al mismo gobernador Javier Duarte y se genera más confusión. “El Impuesto a la Nómina es un chiste de analfabetismo (…) no sé si sea mentira, ignorancia o perversidad o deseos de quedar bien con el jefe, lo único que demuestran es que el Secretario de Gobierno no sabe leer y el de Finanzas no sabe sumar”.

Reitero que la Constitución es clara sobre los impuestos estatales de la máxima casa de estudios, “la constitución funciona muy clara y dice que a la Universidad no le van a cobrar impuestos, me extraña mucho que expertos en la materia no sepan leer”. Arias Hernández, señaló que la falta de solvencia a las instituciones es muy alarmante y preocupante, ya que se dejan de atenderse las necesidades básicas.

En este sentido exhorto al gobierno del estado a entablar diálogos y llegar a acuerdos, acuerdos que realmente se cumplan. “Yo privilegiaría que se llegue al diálogo y que se cumplan los acuerdos, ya que el diálogo sin el cumplimiento genera reclamos”, comentó.

Y es que dijo Gobierno del Estado no sólo le debe a la UV, si no a otras instituciones.

Referente a la situación por la que atraviesa la universidad, el académico mencionó que sin duda está en riesgo como otras instituciones. Y es que dijo la rectora Sara Ladrón de Guevara, ha sido clara respecto a que hay deficiencia en equipamiento en los campus, se ha dejado de cumplir con proyectos y se ponen en riesgo la apertura de nuevos espacios para los jóvenes, es decir la matrícula.

“No puede reducirse el presupuesto a la UV, ya que esto afecta a muchas áreas y le están cargando a los jóvenes y a sus familias un futuro difícil o negado, es necesario que se atienda con mucha responsabilidad y sentido político porque no se puede permitir que se destruya a las instituciones que están para servir a la sociedad”, expresó el académico.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

00
Compartir