Lamentan Obispos votación a favor de la interrupción del embarazo

Xalapa, Ver.- Los once obispos de la llamada Provincia Eclesiástica de Xalapa, que dirigen la feligresía católica en la arquidiócesis de la capital y de las diócesis de Córdoba, Orizaba, Tuxpan, Coatzacoalcos, Papantla, Veracruz, San Andrés Tuxtla, Córdoba y el puerto de Veracruz, cuestionaron a los diputados de MORENA que votaron a favor de que la ley permita a partir de este día el aborto en la entidad veracruzana.

En comunicado intitulado “¿Realmente se quiere la vida y el bien de los ciudadanos?”, los líderes católicos plantean en 16 puntos cuestionamientos a las y los legisladores de MORENA por la iniciativa presentada al pleno el pasado martes, la cual fue votada y aprobada por la mayoría morenista durante la sesión legislativa.

“Estamos seguros que las familias, los maestros, los médicos y todos los que sirven dignamente a la vida mostrarán su desprecio y su rechazo a esta ley de muerte, que llena de luto a nuestro Pueblo”, refirieron en su texto.

Los firmantes de su pronunciamientos son: el arzobispo Hipólito Reyes Larios, de la Arquidiócesis de Xalapa y su obispo auxiliar, Rafael Palma Capetillo, así como los prelados Eduardo Cervantes Merino, Obispo de Orizaba; Eduardo Carmona Ortega, Obispo de Córdoba, Roberto Madrigal Gallegos, Obispo de Tuxpan; Rutilo Muñoz Zamora, Obispo de Coatzacoalcos; José Trinidad Zapata Ortiz, Obispo de Papantla; Carlos Briseño Arch, Obispo de Veracruz; Fidencio López Plaza, Administrador Apostólico de San Andrés Tuxtlay Eduardo Porfirio Patiño Leal, Obispo Emérito de Córdoba, así como los eméritos Juan Navarro Castellanos, Obispo Emérito de Tuxpan; Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, Obispo Emérito de Veracruz y Lorenzo Cárdenas Aregullín Obispo Emérito de Papantla.

Entre los planteamientos de los obispos veracruzanos refirieron seguir la “dolorosa” situación que enfrenta la sociedad ante los estragos prolongados que ocasionan la pandemia, la inseguridad y la crisis económica.

Ante ello dijeron que se suman nuevas amenazas y agravios a la vida de los veracruzanos, particularmente hacia los mas débiles y desprotegidos y acusan a los legisladores de estar a favor de la cultura de la muerte.

Al respecto de la decisión legislativa de avalar con 25 votos a favor, 13 en contra y una abstención la “despenalización” del aborto hasta las 12 semanas de gestación, dicen que contraviene la Constitución estatal que en su artículo cuarto protege la vida desde la concepción hasta su desenlace natural.

Por ello lamentaron que el Congreso del Estado “esté a merced de las tendencias ideológicas que buscan imponer el aborto en nuestro querido Estado de Veracruz”.

Afirman que la despenalización del aborto daña en su esencia el tejido social mandando un mensaje perjudicial a las propias mujeres, a los niños y a los jóvenes de que se puede instrumentalizar y desechar la vida por cualquier motivo.

“Sin el respeto al derecho a la vida desde su inicio, nadie más estaría seguro en este mundo, porque si se desconocen y relativizan las evidencias científicas, el día de mañana la ideología y el movimiento que respalda estas acciones puede considerar que no son dignos de vivir otras personas, sea por su ancianidad, o por razón de su religión, de su raza, o de su forma de pensar”.

Critican que en la sesión no se les haya permitido entrar puesto que aseveran que los legisladores tienen la obligación ética de estar bien informados y de escuchar el clamor de la población que los eligió y atender sus verdaderas y urgentes necesidades.

Insistieron en que el aborto no soluciona ninguno de los problemas de las madres que están gestando, las sigue exponiendo a la violencia y a posibles nuevos abusos: solo las convierte en madres de un hijo muerto.

a Juicio de los obispos, los legisladores de Veracruz y el movimiento al que pertenecen, “se apresuraron a votar aprovechando el estado emocional que vive nuestro pueblo e impusieron el aborto en Veracruz, condenando a nuestro Estado y a las próximas generaciones a una mayor violencia y descomposición social”.

De acuerdo a su sentir, “en lugar de atender los problemas reales y urgentes han despreciado y puesto en riesgo el don y derecho de la vida de todos los seres humanos, especialmente el de los más indefensos”.

Para concluir exhortaron a seguir trabajando “a favor de la vida, a favor del bienestar integral de la familia veracruzana, a favor de una educación sexual integral y a favor de una salud materno-infantil verdaderamente plena e integral, expresaron los obispos de Veracruz.

 

 

 

Con información de Billie Parker Noticias

00
Compartir