Las quemas del INE en Veracruz, Oaxaca y Puebla

A cinco días de que se registre la jornada electoral para renovar la Cámara de Diputados, se registraron quemas de instalaciones del INE en tres estados de la República Mexicana: Veracruz, Puebla y Oaxaca.

En Oaxaca los daños a las instalaciones del INE alcanzaron la destrucción de 17 y 23 paquetes, electorales correspondientes a los municipios de Juchitán y Teotitlán de Flores Magón.

En Puebla, bombas molotov explotaron en al menos tres instalaciones públicas dela capital del estado: un paradero de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), unas oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE), donde fue asegurada una bomba molotov que no estalló.

Y en las oficinas de la Secretaría de Economía, donde fue encontrado un garrafón de 20 litros cargado con gasolina.

En Veracruz, durante la madrugada de este lunes, un grupo de personas encapuchadas rompieron vidrios y prendieron fuego a las oficinas del programa “Sin Hambre” de la delegación de Sedesol en Veracruz.

Y por la tarde, otro grupo de personas lanzó bombas molotov contra un módulo de la Junta 10 del INE, ubicado sobre el bulevar Ruiz Cortines, en la capital del estado.

En Oaxaca los ataques a las juntas del INE se atribuyeron a los integrantes de la CNTE. Y en Puebla, se considero responsables a los simpatizantes de un grupo anarquista que se hace llamar “Reacción Salvaje”.

Mientras que en Veracruz, la Fiscalía General del Estado emitió un comunicado en el cual aseveró que los responsables son “un grupo de vándalos plenamente identificados”.

Voces como la del representante del Partido del Trabajo (PT) ante la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE), Rafael Carvajal Moreno, no descartaron que el ataque lo planearan anarquistas al servicio del gobierno, para inhibir la votación el próximo domingo.

Sin embargo, también reconoció que en el entorno social existe hartazgo respecto del actuar del gobierno federal y del estado, y eso pudo haber generado el ambiente hostil previo a la elección.

Lo cierto es que en redes sociales, los ciudadanos expresan opiniones divididas. Mientras algunos aseguran que se tratan de “priístas y sus grupos de choque”; otros estiman que “los que quemaron el INE andan refugiados en humanidades”.

(Con información de e-Veracruz/ Por: Eirinet Gómez)

00
Compartir