Las vallas de la indolencia

Por Mónica Camarena Crespo

El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que no entiende, simplemente no entiende. Este 8 de marzo, en el día de la mujer, al menos se podría romper un pacto, no el patriarcal, sino entre valientes mujeres y los gobiernos emanados de MORENA comandados por el ejecutivo federal, quien decidió sostener a un presunto violador como candidato a gobernador y encapsularse en su Palacio Nacional.

La falta de empatía con las mujeres que hoy en día son tratadas como peligrosos delincuentes, choca con la dramática realidad plasmada a través de los miles de nombres de mujeres asesinadas y violentadas, los cuales fueron inscritos en el muro de la indolencia, del miedo, de los cobardes que provocan con ello a todo el feminismo.

El blindaje a Palacio Nacional es la representación más fiel de un gobierno que no escucha a las mujeres; de la misma forma en que blindaron la candidatura de Félix Salgado Macedonio, el presunto violador que es candidato de MORENA en Guerrero.

Mal calcula el presidente la respuesta de miles de mujeres que hoy se sienten ofendidas y puestas al nivel de peligrosas vándalas que pueden atentar contra todo y contra todos, según las palabras de López Obrador a pocas horas del 8M.

Minimizar la lucha feminista les puede salir bastante caro, sobre todo en el plano electoral que es, por cierto, lo que verdaderamente le importa al presidente.

MORENA, el partido del presidente, es el peor ejemplo para este #8M. Se trata del refugio de un presunto violador con larga lista de denuncias y pruebas de sus abusos sexuales.

La valla en Palacio Nacional es la consolidación del desprecio del gobierno de López Obrador con las mujeres de México; el hecho quedará tatuado en la memoria de todas.

El Veracruz feminicida

Este #8M tampoco se pueden ignorar y olvidar las penosas cifras que ubican al estado de Veracruz como el segundo en número de feminicidios; tampoco se debe dejar de alzar la voz y exigir el esclarecimiento del dramático número de asesinatos y desapariciones de mujeres en la entidad.

El gran pendiente es el no haber podido revertir la impunidad, seguir con oídos sordos a los reclamos permanentes al grito de “¡Ni una más! ¡Vivas nos queremos!”.

Ágora

Nada bien se ve el panorama electoral en Veracruz; ubicada la entidad como una en donde se podría registrar mayor violencia política de frente a las elecciones de junio, el sálvese quien pueda podría resultar el mejor consejo, sobre todo para candidatos, que hoy por hoy, estarán mayormente expuestos.

@monicamarena

 

 

 

 

Foto: @chelawuera

00
Compartir