López Gatell llama a población a no relajar medidas contra contagios

Ante la entrada en vigor a partir de la próxima semana del semáforo de contagios, el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, estableció que, en la medida de lo posible, la población debe mantenerse en casa, observar las medidas de higiene y de sana distancia para evitar contagios de covid-19.

Autoridades de la Ssa dieron a conocer que, en México, el número de casos positivos aumentó a 142 mil 690. También se informó que las muertes relacionadas al coronavirus incrementaron a 16 mil 872.

Recordarle a la población que aun cuando los semáforos de la entidad en que usted vive pasaran a naranja no se ha acabado la epidemia, no se va a acabar pronto, todavía en la entidad en la que usted vive, es lo más probable, todas tienen alta actividad epidémica, algunas comenzarán a salir de esa intensa actividad epidémica y, en todo momento, usted puede hacer algo para proteger su propia salud, de su familia y de sus allegados, y en general de la comunidad”, explicó el subsecretario.

Mañana entrará en vigor el semáforo de riesgo epidémico para covid-19 en el que, al menos, 16 estados estarán en rojo; es decir, con riesgo máximo de contagio, y 16 en naranja, lo que significa riego alto.

Por ello, el subsecretario reiteró que la población debe mantener las medidas para evitar contagios.

Cuando salga a la calle, hágalo sólo si tiene que hacerlo, si no hay una razón indispensable para hacerlo, quédese en casa, todavía es importante quedarse en casa”, puntualizó.

López-Gatell recriminó que haya ciudadanos y medios de comunicación que esperan que la cifra de contagios se expanda y que la atención hospitalaria se desborde.

Cualquiera que siga abrigando la idea, ya sea la ciudadanía o los medios de comunicación, veo que hay algunos periódicos muy fijos con esta idea, del pico epidémico (…), y les causa una desazón terrible cuando no es así. En resumen, la epidemia empezó el 28 de febrero y terminará en octubre, en algún momento de octubre, es la predicción”, sentenció.

Sólo en Acapulco la capacidad de atención a los enfermos se vio comprometida hace tres semanas, reconoció.

 

 

 

 

 

Con información de Excélsior

00
Compartir